Política

Sánchez reta a Susana Díaz: “Necesitamos votar para tener una voz única”

logo
Sánchez reta a Susana Díaz: “Necesitamos votar para tener una voz única”

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez EFE

Resumen:

Pedro Sánchez ha puesto en marcha su plan para protegerse de la ofensiva del sector crítico, que reclama su dimisión tras la debacle electoral en las autonómicas vascas y gallegas.

Con la decisión de unas primarias exprés el 23 de octubre pretende que su continuidad o salida de la dirección la decidan los militantes por “democracia interna”.

La Permanente debate en estos momentos la propuesta de Sánchez, que cuenta con la firme oposición del sector crítico.

El PSOE andaluz propone un “congreso de refundación”, pero no ahora.

“Es el momento de asumir responsabilidades políticas”, dice la mano derecha de Susana Díaz

Si no puede frenar las primarias, el sector crítico podría contratacar con una moción de censura al secretario general.

 

“Es la hora de hablar claro y de decirle al país lo que defiende el PSOE”. Pedro Sánchez ha defendido este lunes la convocatoria de primarias el 23 de octubre para elegir al nuevo secretario general del partido. “Estoy asumiendo mi responsabilidad”, ha asegurado, en respuesta a las veladas peticiones de dimisión que están lanzando referentes del sector crítico tras la debacle de las elecciones gallegas y vascas.  “Necesitamos debatir y votar” para “tener una voz única” sobre la postura que el PSOE debe adoptar respecto a la investidura de Mariano Rajoy, ha defendido en rueda de prensa tras la reunión durante seis horas de la Permanente de la Ejecutiva del PSOE.

En su comparecencia, el secretario general ha considerado “legítimo” que existan dos posturas en el partido, la abstención o la formación de un Gobierno alternativo, y ha retado a cualquier compañero que tenga un proyecto para el PSOE a presentar su candidatura en las primarias. “Una parte de la responsabilidad de las derrotas electorales es mía, como también lo es de las victorias que se producen en los territorios”, ha respondido al PSOE andaluz, que ha pedido veladamente la dimisión del secretario general y ha recordado que “la única que gana elecciones” es la presidenta de la Junta de Andalucía. Además, ha censurado las críticas internas por sus intentos de promover una alternativa “de cambio” a Mariano Rajoy: “No tiene sentido que trate de hablar con otras formaciones y se me cuestione desde dentro”.

Este sábado, el Comité Federal debe aprobar si se aprueban las primarias para el 23 de octubre

Según ha aprobado hoy la Permanente de la Ejecutiva, ambos sectores medirán sus fuerzas el sábado en el Comité Federal que debe aprobar si se celebran esas primarias exprés. Ferraz entiende que el Comité Federal del 30 de enero ya convocó el Congreso y que el mismo órgano del 2 de abril aprobó su aplazamiento, por lo que ahora no se convoca, sólo se fija la fecha de su celebración. De esta manera, los críticos y oficialistas medirán sus fuerzas en el Comité Federal del sábado 1 de octubre. Sólo podrían votar sí o no a la celebración del Congreso en esas fechas. El equipo del secretario general asegura tener los votos necesarios. Los críticos también.

Según Sánchez, el debate sobre la postura que debe tomar el PSOE en la situación de bloqueo político es “de fondo”, por lo que necesita hacerlo en su máximo órgano, el Congreso Federal, y dando la palabra a la militancia. “Es una discusión legítima y una decisión trascendental para el PSOE. Si nos abstenemos nos situamos en una posición subalterna del PP y yo no quiero eso para el PSOE ni para la izquierda de mi país”, ha defendido. “Otros dirigentes defienden otras posturas, pues bien, lo debatimos en el Congreso y decidimos”, ha insistido.

“Es cierto y evidente que hay dirigentes en el PSOE que no opinan lo mismo que la Ejecutiva y el secretario general, y que creen que debemos abstenernos. Es legítimo. Hay líderes territoriales que consideran que con 85 diputados no se puede ni plantear formar Gobierno”, ha explicitado. Ante esa división de pareceres, “necesitamos debatir y necesitamos votar” para que toda la organización esté después “a piñón” con su dirección. “Una vez debatido y votado, es importante que el PSOE tenga una única voz, no como hasta ahora. Una vez que hayan definido los militantes la posición política a través de una persona, es necesario que toda la organización lo secunde y sólo haya una voz”, ha reiterado.

“Me voy a presentar para defender un PSOE de izquierdas, unido, dialogante”

“Se lo debemos a los militantes que piden unidad y claridad. Y por supuesto que me voy a presentar para defender un PSOE de izquierdas, unido, dialogante, claramente diferenciado del PP y que aspira de nuevo a ser la alternativa al PP y un proyecto mayoritario entre la izquierda”, ha anunciado.

Ante la reiterada pregunta de los periodistas de si dimitiría en el caso de que los críticos ganen la votación en el Comité Federal, Sánchez siempre ha respondido igual: convencido de que su propuesta de primarias exprés “saldrá adelante”.

Pedro Sánchez ha puesto en marcha su plan para protegerse de la ofensiva del sector crítico, que reclama su dimisión tras la debacle electoral en las autonómicas vascas y gallegas. El secretario general del PSOE ha propuesto a la Permanente de la Ejecutiva Federal su intención de celebrar el 39 Congreso Federal en diciembre, con unas primarias exprés el 23 de octubre. “Morir matando”, en palabras del sector crítico. La propuesta se ha aprobado sin votación y con la oposición explícita de representantes del sector crítico como Antonio Pradas, hombre de confianza de Susana Díaz y número 3 de la Ejecutiva.

Sánchez pretende así que la decisión sobre su continuidad o salida de la dirección la tomen los militantes por “democracia interna”, en vez de por un golpe de mando de barones críticos. El secretario general complica así también el desembarco de Susana Díaz en Madrid, al forzarla a enfrentarse a él en unas primarias y a precipitar su salida de la Junta de Andalucía. No obstante, la baronesa andaluza sigue asegurando en conversaciones privadas que esta vez sí plantará cara a Sánchez en las primarias. “Es la única que gana elecciones”, ha asegurado este lunes su mano derecha, Juan Cornejo, que no ha querido aclarar los planes de la presidenta. “Tendrá que decidirlo ella”, ha respondido a los periodistas. Los barones enfrentados con Ferraz cuestionarán la legalidad de esa decisión con los Estatutos en la mano. Si no puede frenar las primarias, el sector crítico podría contratacar con una moción de censura al secretario general.

El telón de fondo de esta lucha de poder en el PSOE es cómo afrontar la situación de bloqueo institucional que vive el país. Los barones con responsabilidad de gobierno abogan por la abstención socialista para que gobierne Mariano Rajoy.  Por su parte, Pedro Sánchez se hace fuerte en el sentir mayoritario de la militancia, que apuesta por mantener el no e intentar formar un Gobierno alternativo con Podemos y Ciudadanos.

Mientras se debatía la cuestión, la mano derecha de Susana Díaz en el PSOE-A, Juan Cornejo, ha fijado posiciones. “Es el momento de asumir responsabilidades políticas”, ha asegurado Cornejo, que ha abogado por “un congreso de refundación”, pero no ahora, sino más adelante. Se alinea así con otros referentes como Carmen Chacón o Eduardo Madina, que abogan por abrir un proceso de reflexión más sosegado en vez de acudir a la confrontación total.

El PSOE andaluz advierte: “No entendemos las prisas ni la urgencia salvo que queramos extender una cortina de humo para camuflar el análisis de los resultados que nos corresponde hoy, y es que hemos perdido en dos territorios”, ha asegurado Cornejo, que considera “inasumibles” los datos de Euskadi y Galicia, y pide poner el partido “por encima de intereses personales, sean de quien sean”. “No es el momento de celebrar congresos, sino de asumir responsabilidades políticas. Que cada uno lo interprete como quiera”, ha añadido, en una petición velada de dimisión del secretario general.

La cuestión reglamentaria toma una importancia decisiva en estos momentos. Ambos sectores estudian los Estatutos con lupa para conocer la capacidad real que tiene Sánchez de imponer esas decisiones. En principio, la Comisión Permanente “se configura como órgano de gestión de los asuntos ordinarios de la Comisión Ejecutiva Federal y su función es asegurar el desarrollo de los criterios establecidos por el pleno y la coordinación de las distintas áreas”.

 

Chacón pide una “profunda reflexión”

La secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, Carme Chacón, ha pedido este lunes a su partido hacer una “profunda reflexión” porque los socialistas van “cada vez a una derrota más dura” y ha defendido que los socialistas deben “volver a ser” un partido “fuerte, unido y fresco”. “Es evidente que no podemos seguir así”, ha dicho. Su postura es secundada por otros dirigentes como, José Blanco, ex vicesecretario general del partido con José Luis Rodríguez Zapatero.

La ex ministra socialista se ha pronunciado así en declaraciones a los periodistas a su llegada a Ferraz, donde este lunes se reúne la Comisión Permanente de la Ejecutiva Federal del PSOE, para analizar los resultados de las elecciones gallegas y vascas de este domingo y convocar el Comité Federal del próximo sábado.

Chacón no ha concretado por qué solución apuesta pero ha insistido en que los socialistas se tienen que “preguntar” si pueden “volver a ser el partido fuerte, unido, fresco, capaz de conectar con los anhelos de la gente y ser útiles para transformar la realidad del país”.

“Para eso, es evidente que no podemos seguir así y, por lo tanto, esa reflexión y las decisiones las que deban tomarse, las tenemos obligatoriamente que hacer”, ha remachado Chacón.

A partir de aquí, ha evitado responder si esto pasa por que el secretario general, Pedro Sánchez, abandone la Secretaría General. “Eso pasa por una profunda reflexión, que haremos sin ninguna duda hoy, y una profunda reflexión que haremos también el sábado”, ha dicho, antes de insistir: “Nosotros así no podemos seguir”.

Quien sí ha respondido a esa pregunta ha sido la jefa de la delegación del PSOE en el Parlamento europeo, Iratxe García, que, a su llegada a Ferraz no ha querido valorar el resultado electoral pero sí ha respondido cuando se le ha preguntado si cree que Sánchez debe dimitir: “No”, ha dicho, tajante.

Lambán ve “responsabilidad colectiva”

El presidente de Aragón, Javier Lambán (PSOE), ha rechazado este lunes apuntar al secretario general del partido, Pedro Sánchez, como responsable de los resultados de las elecciones en Galicia y el País Vasco porque ve “responsabilidad colectiva”.

“No cabe señalar a nadie como responsable de la situación. Es una responsabilidad colectiva”, ha dicho al preguntársele sobre lo que debe hacer el PSOE, en declaraciones a los medios antes de dar una conferencia en el antiguo Archivo de la Corona de Aragón, en Barcelona.

Lambán ha pedido esperar “a la interpretación de los resultados de Pedro Sánchez”, que este mismo lunes hablará con la Comisión Ejecutiva socialista, ha recordado.

“Estamos en la obligación de esperar a ver cuál es el análisis del secretario general y qué hoja de ruta o planteamiento hace”, ha añadido.

Antonio Pradas aboga por “intentar cambiar el rumbo” del PSOE

El secretario de Política Autonómica del PSOE, el andaluz Antonio Pradas, cree que los resultados de las elecciones gallegas y vascas son “malos sin paliativos” para los socialistas y que, tras analizarlos hoy en la Ejecutiva, el partido tiene que “intentar cambiar el rumbo para corregir esa situación”.

A su llegada a Ferraz para participar en la reunión de la comisión permanente de la ejecutiva federal, Pradas ha dicho que su partido “debe hacer hoy autocrítica” y “no poner paños calientes” a los resultados “muy malos” de los comicios de ayer.

Tras apuntar que los miembros de la ejecutiva vienen “dispuestos” a hacer esa autocrítica, ha recalcado también que tienen que escuchar el análisis que hace el secretario general, Pedro Sánchez, antes de definir una posición.

“En base al análisis que se haga mantendremos una posición, pero hay una coincidencia en que son unos resultados muy malos históricamente, tanto en Euskadi, como en Galicia”, ha señalado el político andaluz y hombre de confianza de la presidenta de Andalucía, Susana Díaz.

logo
Los siete pecados capitales del inversor de a pie