El portavoz de la Gestora que está al frente del PSOE, Mario Jiménez, ha anunciado este martes que el Comité Federal del próximo sábado fijará la fecha del próximo Congreso Federal ordinario en el que se elegirá al nuevo secretario general, una decisión que la dirección espera que sirva para que “todas las energías del partido” se dediquen al proyecto.

El ‘número dos’ de la Gestora ha explicado que el Comité Federal del sábado aprobará el calendario político para los próximos meses y ha desvelado que incluirá la fecha del Congreso Federal, que el presidente de la Gestora ya dijo que será “antes del verano”. Además, ha instado a los críticos a que acaten la fecha que “democráticamente” se determine en la reunión. La dirección hará una propuesta de calendario al Comité Federal después de la ronda de contactos que su presidente, Javier Fernández, está haciendo de manera discreta con los dirigentes territoriales.

Los presidentes autonómicos socialistas apuestan por que el cónclave sea a mediados de junio

Según fuentes de las federaciones socialistas consultadas por Europa Press, la mayoría de los presidentes autonómicos socialistas apuestan por que el cónclave sea a mediados de junio, de manera que las primarias serían en mayo. Mientras tanto, el sector crítico con la dirección provisional del partido quiere que la cita se adelante y el Congreso se haga en abril.

Por el momento, la dirección no ha desvelado cuál cree que puede ser la propuesta final que se llevará al Comité Federal del sábado. Eso sí, y después de que en algún momento se haya dudado de que de esta cita salga la fecha concreta -la semana pasada Jiménez dijo que se aprobaría un calendario que permitiría saberlo de manera “bastante aproximada”–, Jiménez ha dicho este martes que la reunión del día 14 “fijará la fecha del Congreso”.

La incógnita de las primarias

Lo que no se conocerá por el momento es el día en el que los militantes del partido estarán llamados a elegir a su líder, en el caso de que haya más de un candidato a la Secretaría General. Según fuentes de Ferraz, esa fecha, así como el calendario orgánico completo hacia el Congreso se fijará en un Comité Federal extraordinario posterior, en el que se convocará formalmente el Congreso y se fijará el censo llamado a las primarias.

Con todo, desde la dirección indican que la fecha del Congreso que se apruebe permitirá deducir de manera aproximada cuándo serán esas primarias. La primera vez que se celebraron, en julio de 2014, tuvieron lugar dos semanas antes del cónclave que luego ratificó a Pedro Sánchez como secretario general.

Las normas del partido no fijan la distancia que tiene que haber entre la votación de los militantes y el Congreso. Sí estipulan que el cónclave debe ser convocado con 60 días por un Comité Federal.

El portavoz ha subrayado que la fecha del Congreso se adoptará “democráticamente por el máximo órgano del partido” entre congresos y, por eso, ha añadido que espera que “sea acatada por toda la organización” y que después “todas las energías del partido se centren en la conformación del nuevo proyecto político para el socialismo en España”.

Así, ha defendido que el PSOE debe dar respuestas al “nuevo tiempo y a la nueva situación” que vive el país, con el objetivo de convertirse en “una alternativa” que vuelva al Gobierno con el voto de las energías. A su juicio, a esto es a lo que debe dedicarse la organización, además de a la tarea de oposición que está haciendo al PP y a la de gobernar en aquellas instituciones en las que gobiernan.

Por eso, y una vez se defina la fecha del Congreso, el partido se pondrá a trabajar en la elaboración de la ponencia política que se llevará a esa cita, un proceso en el que quieren implicar a todo el partido, pero, además, a sectores de la sociedad civil y a otros partidos socialdemócratas del ámbito europeo.

El resultado de todos estos debates será una propuesta política que se llevará a la cita de la que saldrá el nuevo líder del PSOE, después de los meses en que estará en manos de una Gestora, como consecuencia de la crisis que acabó en la dimisión del ex secretario general Pedro Sánchez.