Más transparencia para la casilla destinada a la Iglesia en la declaración de la Renta. Este es el último objetivo de Unidos Podemos, que este miércoles ha pedido al Tribunal de Cuentas un informe sobre le empleo de los fondos destinados a la Conferencia Episcopal. Una petición a la que poco después se ha sumado el PSOE, y que llega poco después de que este mismo Tribunal haya bloqueado la fiscalización de este apartado gracias a los votos de los consejeros propuestos por el PP.

Así, aunque el Tribunal de Cuentas no ha incluido la financiación eclesiástica como uno de los asuntos a tratar en su plan de 2017, el grupo parlamentario de Podemos ha solicitado este informe ad hoc a través de una petición en la Comisión de Relaciones con el Tribunal de Cuentas en el Congreso. “Los ciudadanos tienen derecho a saber qué se hace con hasta el último euro de financiación pública y la Iglesia Católica no es una excepción mientras siga siendo dinero público”, ha explicado Segundo González, portavoz de Unidos Podemos en la comisión parlamentaria, después de registrar esta solicitud.

Reclama la autofinanciación de la Iglesia, en lugar de la casilla del IRPF

El informe solicitado por la formación será sometido a votación en la Comisión y, de salir adelante, “obligará al Tribunal de Cuentas a incluirlo en el Plan de 2017 para que lo realicen este año y publiquen los resultados”, ha señalado González, que ha criticado la politización de la institución: “Los consejeros del Tribunal de Cuentas han sido nombrados por el PP y PSOE, y esto ha llevado a que puedan bloquear informes como estos”, ha lamentado.

Los socialistas se han sumado a esta petición y ha adelantado que presentarán su propia iniciativa para solicitar explicaciones sobre el 0,7% del IRPF de la casilla de la Iglesia, lo que implica 1.240 millones de euros de 2010 a 2015. Antonio Hurtado, portavoz socialista de en la Comisión para las relaciones con el Tribunal de Cuentas, ha adelantado que pedirá “con periodicidad anual para que todo esté perfectamente auditado”.

Unidos Podemos reclama también revisar el sistema de financiación de la Iglesia a través de la declaración de la Renta y ha llamado a la “autofinanciación” de la institución. “El Concordato se comprometía a autofinanciarse, y creemos que es momento de que por fin la Iglesia se financie con sus propios fondos. Creemos que 35 años después de la firma del Concordato va siendo hora”, ha detallado.