Política

El ‘banquero’ de Susana Díaz cobró casi 1,5 millones por su salida anticipada de La Caixa

logo
El ‘banquero’ de Susana Díaz cobró casi 1,5 millones por su salida anticipada de La Caixa

Antonio Pulido, durante una conferencia ofrecida en Sevilla. EP

Resumen:

Antonio Pulido ha percibido 1.480.000 euros, cantidad en la que se incluyen la liquidación por la rescisión anticipada de su contrato y los bonus que le correspondían.

Hasta su salida, ocupaba la presidencia de Puerto Triana -la empresa promotora de un rascacielos junto a los terrenos que ocupó la Expo 92- y del consejo territorial de Caixabank en Andalucía.

El economista cordobés consigue que la Consejería de Hacienda y Administración Pública andaluza le autorice la asignación de un sueldo de 200.000 euros brutos anuales como presidente de la Fundación Cajasol, a pesar de que no había solicitado la preceptiva autorización previa que exigen sus estatutos.

Antonio Pulido ha cobrado un finiquito de casi 1,5 millones por su salida anticipada como directivo de La Caixa, con la que pactó la fusión de Banca Cívica en agosto de 2012. Pulido, próximo a Susana Díaz, tenía contrato hasta el 31 de diciembre de 2017 pero la entidad catalana ha forzado su salida un año antes.

Según ha podido conocer este diario, el economista cordobés ha percibido 1.480.000 euros, cantidad en la que se incluyen la liquidación por la rescisión anticipada de su contrato y los bonus que le correspondían. Hasta su salida, ocupaba la presidencia de Puerto Triana -la empresa promotora de un rascacielos junto a los terrenos que ocupó la Expo 92- y del consejo territorial de Caixabank en Andalucía, creado en enero de 2013 y que reúne a algunos destacados empresarios andaluces.

Como publicó este martes Elindependiente.com, Pulido ha conseguido que la Consejería de Hacienda y Administración Pública andaluza le autorice la asignación de un sueldo de 200.000 euros brutos anuales como presidente de la Fundación Cajasol, a pesar de que no había solicitado la preceptiva autorización previa que exigen sus estatutos.

Profesor universitario y gerente de la empresa de la Junta que gestiona su red de albergues (Inturjoven) entre 1998 y 2006, Antonio Pulido inició su carrera como banquero en julio de 2006 al asumir la presidencia de la Caja de Ahorros El Monte, una de las dos entidades que históricamente operaban en Sevilla junto con la Caja San Fernando. Pulido, que era el secretario del consejo de administración, relevó a José María Bueno Lidón, que dimitió tras perder la confianza de los representantes del PSOE y de CCOO.

Antonio Pulido se puso un sueldo de 900.000 euros al año cuando copresidió Banca Cívica

A partir de ahí inició una carrera fulgurante que le llevó a pilotar la fusión con San Fernando para alumbrar Cajasol en mayo de 2007 y absorber tres años después Caja de Guadalajara, la primera fusión interregional tras instar el Banco de España a las entidades financieras a ganar tamaño para poder hacer frente a la crisis económica en mejores condiciones.

El siguiente hito tuvo lugar en noviembre de 2010, cuando el consejo de administración de Cajasol le dio vía libre para negociar la integración en Banca Cívica. Se trata del banco que, en junio de ese año, habían constituido Caja Navarra, Caja de Burgos y Cajacanarias y a la que la sevillana se incorporó como entidad dominante al ser la que aportaba mayores activos.

Blindaje de dos años

Ello posibilitó que Antonio Pulido se convirtiera en copresidente -junto al navarro Enrique Goñi- de la undécima entidad financiera entonces por volumen de activos hasta que a principios de agosto de 2012 se formalizó la fusión por absorción de Cívica por parte de La Caixa por 977 millones de euros. Pulido y Goñi tenían un sueldo bruto anual de 900.000 euros y una cláusula de blindaje que les garantizaba el cobro de dos anualidades en el supuesto de que hubieran salido de Cívica antes del 1 de enero de 2015, lo que no sucedió, según detallaba el informe que tuvieron que presentar el 31 de diciembre de 2011 a petición del Banco de España por ser una de las entidades que había recibido una inyección del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob).

Durante su etapa en La Caixa, fue miembro del consejo de administración y ocupó la dirección general de Criteria CaixaHolding. Según fuentes cercanas a Pulido, la salida de éste formaba parte de los acuerdos de accionistas asumidos con la integración de Banca Cívica en La Caixa.

logo
IAG, tú nunca volarás solo