Política

El PP tiende la mano a los presupuestos vascos, “señor Urkullu, no se sentirá solo”

logo
El PP tiende la mano a los presupuestos vascos, “señor Urkullu, no se sentirá solo”
El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, y su secretaria general, Nerea Llanos.

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, y su secretaria general, Nerea Llanos. EFE

Resumen:

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso tiende la mano a respaldar las cuentas del Gobierno vasco, “señor Urkullu, no le diré que la música me suena mal, no”.

El Ejecutivo vasco aprobará el proyecto presupuestario la próxima semana y en él priorizará las políticas sociales y de empleo. Los populares le han trasladado que esos ejes los apoyarían.

El respaldo del PP completaría el apoyo que ya suman PNV y PSE y que se queda a un voto de la mayoría absoluta en el Parlamento Vasco.

La negociación sobre la liquidación del Cupo, que el lehendakari ha cifrado en 1.651 millones de euros avanza. Urkullu se ha mostrado “optimista” ante un posible acuerdo.

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso ha asegurado hoy al Gobierno vasco que “no está solo” para sacar adelante los presupuestos vascos cuyo proyecto de ley aprobará el Ejecutivo de Iñigo Urkullu el próximo martes. El líder de los populares en Euskadi ha tendido la mano al lehendakari para facilitar las cuentas en un gesto que llega después de la reunión mantenida el pasado miércoles entre el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro y el portavoz del PNV, Aitor Esteban para explorar la posibilidad de un apoyo al presupuesto general del Estado para 2017.

Alonso ha señalado que si los ejes del proyecto de cuentas del Gobierno vasco pasan por impulsar el empleo y asegurar las políticas sociales, “nosotros entendemos que tenemos una responsabilidad aquí y nos gustaría coincidir”. Tras conocer los pilares que centrarán el proyecto que ultima ya el Ejecutivo vasco, y que sitúan las políticas sociales como estructura vertebradora y que absorberá el 76% de los recursos, además del impulso al empleo, Alonso ha afirmado que “la música no le diré que me suena mal, no”. Ha valorado de modo positivo que abogue por criterios de “realismo” y que se aleje de políticas “populistas”. Ha instado a Urkullu a desoír las demandas de “esta bancada”, en referencia a EH Bildu y Podemos, que considera que siguen criterios “populistas e ideológicos” y se centre en las “necesidades reales” de la ciudadanía.

Alonso: “La música de sus presupuestos no le diré que me suena mal, no”

En su respuesta, durante el Pleno de control celebrado esta mañana en el Parlamento Vasco, el lehendakari ha señalado que el “rigor y la responsabilidad” han guiado su elaboración y que tres de cada cuatro euros del proyecto presupuestario están destinados a gasto de carácter social, a sanidad, a educación y a financiar prestaciones sociales. Urkullu ha remarcado que el País Vasco ya soporta el 40% de las ayudas sociales que se conceden en el conjunto del Estado, pese a representar únicamente al 5% de la población. Ha recordado al PP que en esta legislatura se ha fijado como objetivo prioritario reducir un 20% los índices de pobreza en Euskadi y priorizar la generación de empleo, en especial el destinado a los jóvenes. Urkullu ha agradecido la “disponibilidad” mostrada por el presidente del PP a respaldar unas cuentas y se ha comprometido a “trabajar en serio” y de manera conjunta.

El respaldo, de materializarse, sería relevante para facilitar la aprobación de las cuentas. Actualmente el ejecutivo del PNV, que gobierna en coalición con el PSE, se encuentra a un voto de la mayoría absoluta en la Cámara de Vitoria.

Cupo, una discrepancia de 1.651 millones

Durante el pleno también se ha abordado la situación actual de la negociación del Cupo vasco. A preguntas de EH Bildu, Urkullu ha cuantificado en 1.651 millones la discrepancia que actualmente está sobre la mesa en el equipo de trabajo constituido para resolver esta cuestión que arrastran ambas administraciones desde 2008. El lehendakari ha insistido en que la negociación que ahora está en marcha en ningún caso puede ser concebida como “un intercambio de cromos”, como le ha reprochado la representante de la izquierda abertzale, Leire Pinedo. Ha señalado que lograr una solución y un acuerdo en esta materia será una de sus prioridades. Ha denunciado que el problema sustancial radica en la aplicación “unilateral” que hace el ejecutivo central del índice de actualización del Cupo anual desde el año 2011.

Urkullu se muestra “optimista” ante un posible acuerdo con el Ejecutivo en torno a la liquidación del Cupo

Ha valorado positivamente el cambio de posición que se detecta ahora en la relación con la Administración del Estado en esta materia. Para Urkullu el mero reconocimiento de la existencia de un problema que requiere ser abordado es un paso positivo y se ha mostrado optimista ante la posibilidad de que Euskadi y Madrid logren entenderse, “estoy convencido”. Asegura que el cumplimiento al que está obligado el Ejecutivo de Mariano Rajoy viene avalado no sólo por un mero cumplimiento de la ley, sino por un respeto a un modelo basado en “derechos históricos” y a los que la Administración del Estado debe dar respuesta. Urge a una labor “pedagógica” interna y externa sobre la relevancia y el sustento histórico y legal en el que se basan.

El Cupo y el Concierto son cuestiones esenciales en el proceso de negociación iniciado en Madrid y de cuyo devenir podría depender, en gran medida, el apoyo del PNV al proyecto de presupuestos que ya le ha avanzado el Ejecutivo del PP.

Rajoy y su preferencia por el TAV gallego

En la sesión también se ha preguntado al portavoz del Ejecutivo vasco, Josu Erkoreka por unas manifestaciones en las que aseguró que Rajoy había priorizado las inversiones del Tren de Alta Velocidad en Galicia en detrimento de Euskadi por su condición de gallego. El parlamentario del PP, Borja Sémper ha calificado de sorprendentes las manifestaciones hechas por Erkorkea hace tres semanas y le ha pedido explicaciones en qué basa ese tipo de afirmaciones cuando durante el periodo que va de 2011 a 2016 el TAV vasco ha recibido 3.148 millones frente a los 2.990 millones de euros del tren a Galicia.

En su réplica, Erkoreka se ha reafirmado en su manifestación de que se ha favorecido a Galicia. Ha recordado que el anterior responsable de Fomento, José Blanco, también gallego, ya contribuyó a ello. El consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno ha añadido que no se trata de una percepción únicamente suya sino que es “un clamor” que ya han manifestado en los últimos años diferentes responsables políticos de otra administraciones. Ha asegurado que mientras el presidente gallego, Alberto Nuñez Feijó está hoy en condiciones de asegurar que el Tren de Alta Velocidad a su comunidad autónoma estará listo en 2019 en el caso de Euskadi nadie puede afirmar “si lo será en 2020, 2021 o 2023”. Incluso ha ironizado con Semper instándole a aprovechar la visita que el ministro de Fomento, Iñigo De la Serna hará este fin de semana a San Sebastián, y en la que se reunirá con la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantza Tapia, para “hacerse una foto con él” y le invite a que priorice al TAV vasco “que a él también le beneficiará, que es de Cantabria”.

logo
Kennedy, el mito que sedujo a la historia