Las reacciones políticas a la sentencia del Caso Nóos, por el que la infanta Cristina ha sido absuelta e Iñaki Urdangarin es condenado a 6 años y tres meses de cárcel, oscilan entre la satisfacción de Ciudadanos, la dura crítica de Podemos y el “respeto más absoluto del PSOE”. El Ejecutivo por su parte se felicita porque entiende que la sentencia muestra que “nadie está por encima de la Ley”. Mientras unos se felicitan por la “independencia” judicial, otros atribuyen precisamente a estas presiones lo que consideran una condena “conservadora” e “insuficiente”.

Por parte de la formación morada, ha sido la diputada Gloria Elizo quien ha valorado la sentencia en el Congreso de los Diputados. “Políticamente nos parece insuficiente”; ha señalado respecto a la absolución de la infanta, después de reconocer no haber leído aún la fundamentación jurídica del texto. Sin embargo, entienden que “lo que se había puesto de manifiesto durante el proceso era más que suficiente para una condena a la infanta”.

“Consideramos más adecuada una condena por delitos fiscales”, ha admitido Elizo, a la vez que ha sugerido un trato de favor hacia la que fuera duquesa de Palma. “Es salvar una situación jurídica compleja para la Casa Real”, ha señalado. La explicación es que, a su juicio, “estos hechos, en el 99,99% de otros procesos judiciales ajenos a la Casa Real, hubiera sido una condena”. Sobre la condena de seis años a Urdangarín, ha tachado la sentencia del Caso Nóos como “conservadora”, a la vez que ha asegurado parecerle “sorprendente” la sentencia final.

Ejecutivo y PSOE se felicitan por el fallo

Por parte del Gobierno, ha comparecido el portavoz y ministro de Educación y Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Allí ha asegurado que el Ejecutivo “no comenta las sentencias judiciales, las acata”, pero sí ha señalado que el fallo “demuestra que no hay nadie por encima de la ley y que el Estado de Derecho funciona”.

El PSOE califica de “ejemplar” el proceso del Caso Nóos y alaba la independencia judicial

Desde el PSOE, el exministro y eurodiputado Ramón Jáuregui ha manifestado en nombre de su partido su “respeto más absoluto” a la sentenciay ha valorado todo el proceso judicial del caso como “ejemplar”, algo que a su juicio demuestra que el Estado de Derecho y la Justicia “funcionan muy bien”, ha apuntado, en la sede socialista en Ferraz.

Jáuregui ha aprovechado para “reivindicar la importancia de la independencia del Poder Judicial” y ha apuntado a que desde hace años España viene dando “buenas muestras de un Estado de Derecho que funciona muy bien, con separación de poderes e independencia de los jueces”. Para el PSOE, este proceso es indicador de que en el país “se aplica la ley sin distinción por la condición de las personas”. “Esto es lo que hay que valorar y estar orgullosos del funcionamiento de nuestra democracia”, ha apuntado.

Albert Rivera: “Quien la hace, la paga”

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha evitado hacer una valoración jurídica -“No me dedico a hacer de comentarista del trabajo de los jueces”, ha señalado-, y se ha felicitado por el funcionamiento de la justicia. “Es un buen síntoma de los jueces, a pesar de las presiones que puedan haber recibido”, ha señalado, antes de mostrar su satisfacción por el proceso: “Resumiría la sentencia en que la justicia tiene que ser igual para todos y que quien la hace, la paga”. “Espero que, en este país, te llames Urdangarín, Puyol o Matas, la justicia actúe igual para todos. Hemos vividos años donde la corrupción ha campado a sus anchas y ahora toca limpiar la herida de la corrupción”, ha indicado, en declaraciones a periodista en Pamplona.

José Manuel Villegas, secretario general del partido, ha emitido la postura oficial de C’s en el Congreso de los Diputados, donde ha calificado la sentencia como la “constatación de que en este país durante demasiaod tiempo se ha estado robado con una falta total de límites”. En este sentido, también ha evitado hacer una valoración jurídica: “Es bueno que sea cual sea tu estatus rinda cuentas ante la justicia, y lo que hay que hacer es acatar esas resoluciones judiciales”, a la vez que ha hecho un llamamiento general a que se depuren “responsabilidades políticas” más allá de las penales.