Política

José Luis Sáez dimite de todos sus puestos en la Federación Internacional de Baloncesto

logo
José Luis Sáez dimite de todos sus puestos en la Federación Internacional de Baloncesto

José Luis Sáez, en un acto de promoción de la Copa del Mundo de Baloncesto celebrada en España en 2014. FEB

Resumen:

El ex presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), José Luis Sáez, ha renunciado este fin de semana a los dos puestos de responsabilidad que aún mantenía en la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), donde hasta este sábado ejercía como miembro del Comité Ejecutivo y del Central Board.

La dimisión de Sáez, dos años antes de tiempo, se enmarca en el contexto de la investigación que actualmente lidera el juzgado de Instrucción 36 de Madrid por su gestión al frente de la FEB, que presidió entre noviembre de 2004 y julio de 2016.

Actualmente, José Luis Sáez se encuentra investigado por los presuntos delitos de malversación de caudales públicos, apropiación indebida, administración desleal, falsedad documental, blanqueo de capitales, delito fiscal y pertenencia a grupo criminal. Como ha informado este lunes El Independiente, el juez indaga en el destino de más de 18,6 millones de la Federación, relacionados con la organización del Mundial 2014, ante la sospecha de que parte de ese dinero haya podido “desaparecer”.

En el marco de esas actuaciones, el juez Juan Antonio Toro ha solicitado la identificación del domicilio de cuatro miembros de la FIBA que se reunieron con representantes de la FEB para abordar la estructura de captación de patrocinios y reparte de beneficios. Entre ellos, y pese a que no acudió personalmente a la reunión, el magistrado ha requerido información sobre el secretario general, el suizo Patrick Baumann.

El ex presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB) José Luis Sáez ha renunciado este fin de semana a los dos puestos de responsabilidad que aún mantenía en la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), donde hasta este sábado ejercía como miembro del Comité Ejecutivo y del Central Board. Su salida se produce en plena investigación judicial por su gestión económica en sus cinco últimos años de mandato.

Según confirmó el organismo a El Independiente, la continuidad de José Luis Sáez era uno de los temas cuyo tratamiento estaba previsto en el orden del día de la reunión del Comité Ejecutivo celebrada este fin de semana. Una vez allí, según relata la propia federación, los miembros de este órgano “aceptaron la renuncia del señor Sáez” y le agradecieron “sus contribuciones durante la última década”.

Sáez deja sus cargos en el Comité Ejecutivo y el Central Board de la FIBA, que debía mantener hasta 2019

Sáez era uno de los nueve miembros activos del Comité, incluyendo al presidente de la FIBA, el argentino Horacio Muratore, y al secretario general, el suizo Patrick Baumann. La información ofrecida por la federación aclara que la renuncia a su asiento en el Comité Ejecutivo, que ocupó en 2014 y debía mantener hasta 2019, también “incluye su baja como miembro del Central Board”, donde actuaba como uno de los cuatro representantes de FIBA Europa y entre cuyas funciones se encuentran el nombramiento del secretario general y del propio Comité Ejecutivo.

La dimisión de Sáez, dos años antes de tiempo, se enmarca en el contexto de la investigación que actualmente lidera el Juzgado de Instrucción 36 de Madrid por su gestión al frente de la FEB, que presidió entre noviembre de 2004 y julio de 2016. Y es la última de las renuncias afrontadas por el ex mandamás del baloncesto español desde que el diario El Mundo destapara en diciembre de 2015 que el Consejo Superior de Deportes (CSD) había encargado una auditoría complementaria a las cuentas del organismo en los últimos ocho años por el presunto manejo irregular de los fondos federativos.

Renuncias

Un día después de publicarse la primera información, Sáez dejó temporalmente la presidencia alegando una “baja médica” y dejando la FEB en manos del presidente de la territorial madrileña, Juan Martín Caño. Sáez regresó a la presidencia en febrero de 2016, con el único objetivo de adelantar las elecciones, a las que ya entonces anunció que no se presentaría. En esos comicios, celebrados en el mes de julio, se impuso la opción continuista liderada por el ex internacional Jorge Garbajosa.

Actualmente, José Luis Sáez se encuentra investigado por los presuntos delitos de malversación de caudales públicos, apropiación indebida, administración desleal, falsedad documental, blanqueo de capitales, delito fiscal y pertenencia a grupo criminal. La propia FEB, que en el inicio de la instrucción rechazó personarse como afectada por la gestión de Sáez, se encuentra ahora investigada por el magistrado Juan Antonio Toro y a la espera de determinar si fue cooperadora necesaria o víctima del daño patrimonial causado por la gestión del anterior presidente.

Como ha informado este lunes El Independiente, el juez investiga el destino de más de 18,6 millones de euros de la Federación, relacionados en su mayoría con la organización de la Copa del Mundo de 2014, ante la sospecha de que una parte de ellos haya podido “desaparecer”.

Además, el magistrado considera que el ex presidente del baloncesto español diseñó un “plan” para evitar que la FEB tributara en España, aprovechándose de una joint venture constituida junto a la FIBA para canalizar la captación de patrocinios y la gestión de los derechos de marketing asociados al evento. El instructor considera que, con ello, Sáez promovió una “situación ficticia” basándose en el ánimo de lucro exigible a la figura, y que no es aplicable en el caso de la Federación.

El juez también apunta a la FIBA

Por todo ello, el magistrado Toro indaga también en el papel que jugó en el entramado la propia Federación Internacional que ahora abandona Sáez. Concretamente, el juez ha solicitado a la Policía que identifique los domicilios de los asistentes a la reunión producida en Ginebra el 20 de febrero de 2012 entre representantes de la FEB y emisarios de la FIBA, en la que se abordó la estructura de patrocinios y el reparto de beneficios. Por parte del organismo internacional acudieron a ese encuentro Juli Ferre, Frank Leenders y Predrag Bogosavljev, aunque el juez extiende las diligencias al secretario general, Patrick Baumann, en el cargo desde el año 2003.

Fue precisamente Baumann quien encargó a Sáez su último servicio a la FIBA. En septiembre de 2016, el secretario general y hombre fuerte de la Federación informó por carta al presidente de la Confederación Brasileña de Baloncesto (CBB) de la constitución de un grupo especial de trabajo destinado a solucionar la grave crisis económica y organizativa que afrontaba entonces la federación sudamericana. Baumann situó al frente de ese taskforce al propio Sáez, y estableció la base de operaciones del grupo en Puerto Rico, desde donde ha trabajado el ex presidente del baloncesto español hasta fechas recientes.

logo
Kennedy, el mito que sedujo a la historia