Tendencias

De ‘La Macarena’ a ‘Despacito’, cuando la canción del verano no era de reguetón

logo
De ‘La Macarena’ a ‘Despacito’, cuando la canción del verano no era de reguetón

Los del Río.

Resumen:

En España hemos pasado de bailar flamenco-latino cada mes de agosto a hacerlo al ritmo del reguetón. Últimamente la lista la encabeza Enrique Iglesias, que lleva 3 de 3 desde 2014 y que este año aspira a hacerse con su cuarto número uno. Pero, ¿qué canción era la más escuchada en los veranos de los 90? ¿Y en la década de los 2000 y 2010?

Empezamos con la década de los noventa con All my loving de Los Manolos y continuamos con el Tractor Amarillo, de Zapato Veloz, que hicieron de banda sonora durante el 91 y el 92, para llegar hasta nuestra canción más internacional. La Macarena, de Los del Río, rompió techos y conquistó el número uno en la lista Billboard de Estados Unidos al mismo tiempo que medio mundo repetía incasable su famosa coreografía (que llegó a bailar el propio Bill Clinton).

El fenómeno fue tan llamativo que se convirtió en protagonista de un Informe Semanal en TVE y fue analizado por distintos críticos musicales de la época que lo catalogaron de delirio:

De ahí pasamos a Georgie Dann y nuestros veranos más friquis. La barbacoa conquistó el del 1994 y El Tiburón, de Proyecto Uno fue el rey del verano del 95, que llegó a estar situada en el lugar 28 en el VH1 Latino y que se bailaba con las dos manos sobre la cabeza imitando la aleta de este animal.

Y del “se lo llevó” saltamos directamente, dejando a María, de Ricky Martín o Bailamos, de Enrique Iglesias por el camino, a los 2000. Durante esa década las canciones horteras se hacen con el mercado veraniego, por lo menos durante los primeros años. Y utilizamos ‘hortera’ con objetividad.

La bomba de King África explotó en el 2000 y pudimos escucharla hasta que le cogió el relevó Mayonesa, de Chocolate Latino, que en 2001 compartía puesto con la inolvidable Yo quiero bailar, de Sonia y Selena.

Así llegamos a la segunda mitad del 2000, que está protagonizada casi por completo por Shakira. La colombiana fue número uno en 2005 con La Tortura, en 2007 con Las de la intuición y su gran éxito, en 2010, con Waka Waka gracias a que España ganó el Mundial de fútbol.

Entre estas tres se colaron Carlos Baute y Marta Sánchez con Colgando en sus manos en 2009 y la olvidada Kate Ryan con Ella Elle L’a en 2008.

Tenemos que aterrizar en la década de 2010 para llegar al reguetón y ver cómo se ha convertido en lo más sonado de los veranos españoles. Empezó con Don Omar y su Danza Kuduro, se coló Blurred Lines, de Robin Thicke, pero 2014, 1015 y 1016 fue de Enrique Iglesias, con Bailando, El Perdón y Duele el corazón; el más escuchado de todos.

Este año ya se están disputando el puesto. Despacito, de Luis Fonsi, acaba de convertirse en la primera canción en llegar al número 1 de la lista Billboard desde La Macarena; aunque se reta el número uno del verano con Súbeme la radio, de Enrique Iglesias.

logo
IAG, tú nunca volarás solo