Economía

Bruselas vuelve a alertar de que los casos de Zaplana o la Gürtel dañan a las empresas españolas

La UE dio un 'tirón de orejas' similar al Gobierno en primavera del año pasado a propósito de casos como los de la Púnica o Rodrigo Rato

logo
Bruselas vuelve a alertar de que los casos de Zaplana o la Gürtel dañan a las empresas españolas
Rajoy junto a Sáenz de Santamaría y Catalá en una sesión del Congreso

Rajoy junto a Sáenz de Santamaría y Catalá en una sesión del Congreso EFE

Resumen:

La Comisión Europea ha abroncado a España por estar a punto de aprobar (si la moción de censura contra el Gobierno no lo impide) un Presupuesto de 2018 con una subida de las pensiones que podría hacer incumplir los objetivos de déficit y deuda.

Pero no acaba ahí la reprimenda de Bruselas: han llegado a oídos de la Unión Europea las novedades sobre casos de corrupción política, como la detención ex ministro del PP Eduardo Zaplana en el marco de la Operación Erial o la sentencia condenatoria por la trama Gürtel.

Estos elementos, a ojos de las autoridades europeas, ponen aún más en riesgo la consecución de la recuperación económica y la consolidación fiscal en España, ya que pueden estigmatizar a las empresas españolas y frenar su actividad, lo que impactaría de lleno en el empleo y también en la recaudación su tributación.

La Comisión Europea ha abroncado a España por estar a punto de aprobar (si la moción de censura contra el Gobierno no lo impide) un Presupuesto de 2018 con una subida de las pensiones que podría hacer incumplir los objetivos de déficit y deuda.

Pero no acaba ahí la reprimenda de Bruselas: han llegado a oídos de la Unión Europea las novedades sobre casos de corrupción política, como la detención ex ministro del PP Eduardo Zaplana en el marco de la Operación Erial o la sentencia condenatoria por la trama Gürtel.

Estos elementos, a ojos de las autoridades europeas, ponen aún más en riesgo la consecución de la recuperación económica y la consolidación fiscal en España, ya que pueden estigmatizar a las empresas españolas y frenar su actividad, lo que impactaría de lleno en el empleo y también en la recaudación su tributación.

La Comisión Europea ha colado esta seria advertencia en el documento de recomendaciones sobre el Programa Nacional del Reformas de 2018, publicada el pasado 23 de mayo, un días después de que saltara la noticia de la detención de Zaplana.

En los últimos párrafos del texto, Bruselas avisa de que “las mejoras en la calidad de las instituciones podrían impulsar la confianza en la economía española” y aumentar los beneficios de las reformas emprendidas.

La UE habla de una economía española que ha visto escalar la prima de riesgo por encima de los 100 puntos básicos en la última semana como respuesta de los mercados a las tensiones políticas.

Además, la Comisión Europa constata que “se ha avanzado en la transparencia de la financiación de los partidos, así como en las declaraciones de patrimonio y los conflictos de intereses”, y reconoce que “la actividad de las empresas también se ha beneficiado de los avances en la lucha contra la corrupción”.

Sin embargo, en este punto lanza un claro mensaje a España al afirmar que “sigue habiendo problemas en este ámbito”. “Sigue vigente el reto de fomentar la confianza en las instituciones en todos los niveles de Gobierno”, añade.

Nuevo ‘tirón de orejas’

La Comisión Europea habla de vigencia porque no es la primera vez que le da un ‘tirón de orejas’ a España a propósito de la corrupción. De hecho, estas advertencias se están convirtiendo en un clásico de las comunicaciones de la UE a España.

Sin ir más lejos, en el mismo documento de recomendaciones del pasado año, la Comisión Europea ya alzó la voz ante los casos de corrupción que copaban entonces las portadas de los medios de comunicación. Nombres como Púnica, Rodrigo Rato, Ignacio González y también Gürtel sonaban a diario.

Entonces, Bruselas lamentaba que “a pesar del estallido de investigaciones de casos de corrupción en los niveles local y autonómico de la Administración, no se ha adoptado una estrategia preventiva a medida para mitigar el riesgo de corrupción en esos ámbitos, ni se ha desarrollado ninguna compartida a todos los niveles del Gobierno”.

Es difícil de medir hasta qué punto pueden las políticas públicas reducir el riesgo de corrupción. Sin embargo, lo cierto es que los casos de corrupción siguen siendo noticia y han puesto en jaque al Gobierno de Mariano Rajoy, que tendrá que hacer frente a un moción de censura. Tanto si prospera como no, la situación no es la mejor para generar un entorno institucional favorable para empresas españolas.

Mejora la justicia

La buena noticia es que, al menos, la Comisión Europea celebra que “la percepción de independencia del sistema judicial también ha mejorado entre los ciudadanos y las empresas”.

“Los esfuerzos para seguir mejorando la eficacia del sistema judicial están en curso y deben continuar”, concluyen las recomendaciones a España.