Economía

Sánchez, al rescate de los emigrados: nueve millones para 3.000 españoles en Argentina

Las rentas que reciben los españoles emigrados al país por razón de necesidad está entre las más bajas de todas las que se abonan en el extranjero

logo
Sánchez, al rescate de los emigrados: nueve millones para 3.000 españoles en Argentina
Bandera de Argentina ondeando.

Bandera de Argentina ondeando. Europa Press

Resumen:

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha vuelto a poner la política migratoria en la vanguardia de la agenda social como hiciera su antecesor socialista José Luis Rodríguez Zapatero. La inmigración volverá seguro a la terna de los temas candentes. Sin embargo, aunque la imagen de España es la de un país receptor, por su proximidad a África y su capacidad económica, cabe recordar que con la Guerra Civil, en la primera mitad del siglo XX, se convirtió en tierra de emigrantes y que lo volvió a ser durante la crisis económica. Por eso, el Gobierno también engloba en esta apuesta por el cuidado de los flujos migratorios, el impulso de medidas para facilitar el retorno de emigrados, especialmente jóvenes --para tratar de rejuvenecer la población española-- y también para incrementar la protección de los que no prevén volver pese a vivir en condiciones precarias. Las estadísticas oficiales muestran que entre estos últimos hay más de 13.500 personas, de las que prácticamente la mitad se encuentra en Argentina, donde la debilidad de la divisa ha hecho que las rentas que reciben desde España se diluyan de forma preocupante.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha vuelto a poner la política migratoria en la vanguardia de la agenda social como hiciera su antecesor socialista José Luis Rodríguez Zapatero. La inmigración volverá seguro a la terna de los temas candentes. Sin embargo, aunque la imagen de España es la de un país receptor, por su proximidad a África y su capacidad económica, cabe recordar que con la Guerra Civil, en la primera mitad del siglo XX, se convirtió en tierra de emigrantes y que lo volvió a ser durante la crisis económica.

Por eso, el Gobierno también engloba en esta apuesta por el cuidado de los flujos migratorios, el impulso de medidas para facilitar el retorno de emigrados, especialmente jóvenes –para tratar de rejuvenecer la población española– y también para incrementar la protección de los que no prevén volver pese a vivir en condiciones precarias.

Las estadísticas oficiales muestran que entre estos últimos hay más de 13.500 personas, de las que prácticamente la mitad se encuentra en Argentina, donde la debilidad de la divisa ha hecho que las rentas que reciben desde España se diluyan de forma preocupante.

Por ello, el Gobierno ha decidido revisar la cuantía que perciben los beneficiarios de la prestación de necesidad en Argentina, toda vez que los informes recibidos de la Consejería de Migraciones del Ministerio sobre la fuerte depreciación del peso en el último año así lo aconsejan.

El Ministerio de Trabajo no ha concretado cuál será el incremento, pero su cuantía no será baladí puesto que prevé activar un gasto adicional de nueve millones de euros sobre un presupuesto que el pasado año alcanzó los 28,8 millones de euros, de los que se beneficiarán 3.000 españoles afincados en Argentina. Esto arroja unos 3.000 euros por persona.

La exigua renta por situación de necesidad

En la actualidad, las personas de origen español o que hayan vivido 10 o más años en España tiene derecho a un prestación por razón de necesidad cuando, en los casos en los que sus rentas son insuficientes, tienen más de 65 años (por ancianidad) o no pueden trabajar (incapacidad absoluta). En ambos casos se trata de rentas exiguas, aunque todo depende del país en el que vivan.

El nivel de vida no es igual en todos los lugares. Sin embargo, en el caso de Argentina, la fluctuación de la inflación y la depreciación del peso ha hecho que el dinero que reciben del Estado español ya no cubra sus necesidades, en un caso similar (salvando las distancias) al que denuncian los trabajadores públicos españoles expatriados a países de Latinoamérica.

Las prestaciones que perciben estas personas se estiman de acuerdo con indicadores como la renta per cápita del país, sus salario mínimo y medio o la pensión mínima. Sin embargo, hay otros factores, como este de la divisa, que pueden jugar malas pasadas.

Con datos de 2013, el importe medio de la prestación que cobran los españoles en Argentina por razón de necesidad en casos de ancianidad es de 107,8 euros al mes, la más baja de todos los países en la que se abona, y unos 50 euros por debajo de la media. En los casos de incapacidad, este importe asciende a 237,7 euros, también inferior a la media, de 250,9 euros al mes.