Economía

Cómo ahorrar 3.500 euros en impuestos antes de que termine el año

Los técnicos de Hacienda (Gestha) aconsejan cómo aprovecharse de diferentes deducciones para abaratar la factura fiscal de 2022

Monedas y billetes de euro en una hucha

Imagen de archivo de una hucha con monedas y billetes de euro.

Se acerca el final del año, pero no por ello es tarde para abaratar la factura fiscal del ejercicio. Por eso, el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda Gestha ha recopilado una serie de consejos para el contribuyente, de manera que este pueda beneficiarse de las diferentes deducciones que existen.

Según sus cálculos, de media pueden ahorrarse casi 3.500 euros, que podrían ascender hasta los 70.000 para una persona con rendimientos de más de 600.000 euros anuales. Esto no quita que aquellos con menores ingresos, los que hayan registrado rendimientos de entre 12.000 y 21.000 euros, no puedan ahorrar: en base a las cuentas de Gestha, pueden dejar de pagar 1.600 euros.

Estas son las deducciones de las que el contribuyente puede beneficiarse si revisa sus cuentas antes de que termine el año.

Deducciones por obras de eficiencia energética

Existen tres nuevas deducciones temporales para obras de rehabilitación de viviendas en pro de la eficiencia energética, de las que podrán beneficiarse propietarios de viviendas. Debe aportarse un certificado de eficiencia energética emitido antes del 31 de diciembre de este año, con las obras ya acabadas.

Por un lado, existe una para la reducción de la demanda de calefacción y refrigeración, que cubre la sustitución de ventanas por otras con doble acristalamiento o el cambio de una caldera por otra de biomasa, si se acredita que se ha reducido el consumo. La deducción es del 20% de como máximo 5.000 euros, y se practicará antes de 2024.

Por otro, hay otra deducción por obras que reduzcan el consumo de energía, si se han realizado entre el 6 de octubre de 2021 y el 31 de diciembre de 2023. Cubre la instalación de paneles aislantes en las paredes y de aislamiento térmico en los falsos techos y la instalación de sistemas de calefacción y de aire acondicionado por aerotermia, siempre que un técnico certifique que se ha reducido un 30% el consumo de energía primaria no renovable. La deducción es del 40% sobre una base máxima de 7.500 euros, y de nuevo se practicará antes del 1 de enero de 2024.

Por último, existe una deducción por obras de rehabilitación energética de edificios de uso residencial, con las mismas fechas y de la que se benefician aquellas obras destinadas a la mejora de la eficiencia energética del edificio en el que se ubica la vivienda. La deducción es del 60% sobre una base máxima anual de 5.000 euros, y de aplicará antes del 1 de enero de 2025.

Por aportación a planes de pensiones de empresa

«Habitualmente, en los últimos meses del año conviene hacer aportaciones a los planes de pensiones o a los planes de previsión asegurados para lograr un ahorro fiscal en la declaración de la Renta del próximo año», recuerdan los técnicos de Hacienda. Estos últimos años, el Gobierno está desincentivando las aportaciones a planes de previsión individuales y mejorando las de los planes de pensiones de empleo o empresariales.

La aportación máxima a los planes individuales ha pasado de 8.000 euros en 2020 a 2.000 euros en 2021, y a 1.500 euros en 2022. Pero ese límite se puede incrementar hasta los 8.500 euros si viene contribuciones empresariales. «Se recomienda, pues, aprovechar la recta final del año para hacer aportaciones hasta agotar el límite», indican los expertos.

Deducción por compra y renovación de la vivienda

Aquellos que comprasen su vivienda habitual o realizaran algún pago para su construcción antes del 1 de enero de 2013 podrán seguir disfrutando de la desgravación, si han tenido deducciones por dicha vivienda en 2012 o años anteriores. Estos contribuyentes pueden deducirse hasta el 15% de las cantidades invertidas, con un límite de inversión de 9.040 euros.

En este sentido en Gestha aconsejan realizar un pago adicional de 4.947 euros de media para amortizar parcialmente la hipoteca antes de que termine el año para reducir la factura fiscal en 742 euros, si las condiciones del préstamo lo permiten. Además, existen deducciones en algunas comunidades autónomas para la vivienda habitual.

Asimismo, quienes hayan vendido su casa este año deberán tributar las ganancias obtenidas en la próxima declaración de la renta, entre el 19% y el 26% según su cuantía. Sin embargo, puede «neutralizarse» este pago si se reinvierte total o parcialmente el importe en otra vivienda de carácter habitual, aconsejan estos expertos. Los mayores de 65 años están exentos, así como las personas dependientes.

Compensar las pérdidas generadas en acciones

Los técnicos recomiendan a los inversores hacer cuentas a final de año para compensar las pérdidas generadas en fondos de inversión, acciones o derivados financieros con las ganancias patrimoniales obtenidas. Han recordado que no se podrán adquirir esos mismos valores o similares en los dos meses anteriores o posteriores a la venta.

Por otro lado, aquellos cuyos rendimientos netos del trabajo sean inferiores a 16.825 euros deben vigilar que no existan rentas de otro tipo, como por venta de acciones o por alquileres de inmuebles, superiores a 6.500 euros, porque perderían una reducción de rendimientos del trabajo que puede llegar hasta los 5.565 euros. Es algo que también afecta a la venta de acciones, que pueden obligar a hacer la declaración a quien en teoría está exento.

Los donativos a ONG deducen

Los donativos, donaciones y aportaciones permiten deducir el 80% de los primeros 150 euros y el 35% de los restantes. El beneficio fiscal puede alcanzar los 843 euros. Además, las cuotas de afiliación y aportaciones a partidos políticos pueden deducirse hasta un 20%, limitada a una base máxima de 600 euros. En paralelo, las cuotas sindicales y de colegios profesionales deducen de los rendimientos del trabajo, así como los gastos de defensa jurídica de litigios en la relación laboral con el límite de 300 euros anuales.

Te puede interesar

Comentar ()