Cataluña abrirá la vacunación a los adolescentes de 12 a 16 años a partir de este miércoles. Así lo ha anunciado hoy el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, en el transcurso de una comparecencia para hacer balance de sus primeros 71 días de gobierno antes de las vacaciones estivales. Aragonés se ha referido además a la ampliación del Aeropuerto de El Prat, pactada ayer con el Gobierno, y a la próxima convocatoria de la Mesa de Diálogo en su balance de los dos primeros meses de mandato.

Aragonès se ha referido a la «virulencia de la nueva ola provocada por la variante Delta» del Covid, que ha obligado a retrasar «el fin de restricciones». Pero ha destacado que «la buena noticia es el ritmo de campaña vacunación» para anunciar la apertura de la vacunación a los menores de 12 a 16 años. Cataluña cuenta ya con un 58% de la población con la pauta completa.

Se trata, ha argumentado el presidente catalán, de un colectivo que «ha sufrido especialmente las restricciones que limitaba la interacción social». Y necesitamos, ha añadido, «que se inmunicen pensando en próximo curso».

Ampliación del toque de queda

Aragonès ha hecho este anuncio tras una reunión del ejecutivo catalán en la que se ha acordado ampliar de nuevo el toque de queda durante quince días más, un plazo mayor que en los anteriores decretos. El Govern eleva además el listón de los municipios en los que se aplicara ese toque de queda. Serán todos aquellos con una incidencia de 250 contagios por 100.000 habitantes, frente a los 400 contagios aplicados hasta ahora.

La portavoz, Patricia Plaja, ha defendido el endurecimiento de las medidas por la dificultad del sistema sanitario catalán para rebajar la presión asistencial provocada por esta quinta oleada del Covid. El número de hospitalizados en camas UCI ha vuelto a crecer este martes, hasta los 582 ingresados.

«Los criterios iniciales de 400 contagios por 100.000 eran extremadamente altos teniendo cuenta que a partir de 125 contagios se considera riesgo extremadamente grave» ha destacado Plaja.