España

Edmundo Bal (Cs) descarta un adelanto electoral en Andalucía y Castilla y León

El vicesecretario general y portavoz del Comité Ejecutivo de Ciudadanos, Edmundo Bal. Europa Press

El portavoz adjunto de Cs en el Congreso, Edmundo Bal, considera que en este momento «no va a haber adelanto electoral» en Andalucía, ni en Castilla y León, aunque cree que sus presidentes, Juan Manuel Moreno y Alfonso Fernández Mañueco, ambos del PP, podrían hacerlo «unos mesecitos antes» de que la legislatura acabe, como cree que es «costumbre» en España.

En una entrevista telefónica con la Agencia EFE, horas antes de desplazarse a la provincia de León para participar en un acto junto a la coordinadora autonómica de Cs en Castilla y León, Gemma Villarroel, Bal ha afirmado que tanto en el Ejecutivo andaluz como en el castellanoleonés el PP y su partido gobiernan «bien y a gusto».

Bal ha considerado que tanto Moreno como Mañueco son «personas leales y que se entienden con sus vicepresidentes (de Cs) -Juan Marín y Francisco Igea- para aprobar buenas iniciativas que beneficien al interés general: «¿Alguna desavenencia coyuntural? Pues claro, como en cualquier gobierno de coalición», ha argumentado el portavoz, quien remite a las mayores discrepancias que percibe entre los socios del Gobierno central (PSOE y UP).

El representante de Cs ha considerado que la oposición trata de «magnificar estos desencuentros normales», hablando de «cisma» y «crisis», pero ha asegurado que estos «problemas» se resuelven con una «solución pactada», en el caso de Castilla y León para superar las discrepancias surgidas en la reforma sanitaria, que en su opinión tiene que ver con la realidad «muy peculiar y concreta» desde el punto demográfico de esta Comunidad.

«A estos rumores o estas ideas alentadas interesadamente por otros adversarios políticos no les doy ninguna credibilidad», ha planteado Bal, convencido de que pese a que inicialmente las cosas se viven de forma más «pasional», luego se «pacifican, se apaciguan y se toma la decisión que hay que tomar con la cabeza y no con las tripas».

«Queda mucha legislatura por delante», ha resumido para referirse tanto al caso andaluz como al de Castilla y León, aunque tienen tiempos electorales diferentes y ha considerado que sólo podría hablarse de adelanto electoral en Andalucía si este se produjera ahora o a principios de 2022, ya que a partir de ese momento ya entraría en un momento de final de legislatura, en esos «mesecitos» que no ve propiamente como un anticipo.

Primarias

Lo que prefiere no adelantar Bal es su apoyo expreso al actual vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, que ya ha anunciado su intención de concurrir a las primarias de su partido para repetir como cabeza de cartel de Cs, o la coordinadora autonómica, Gemma Villarroel, quien por el momento considera prematuro hablar de si se presentará o no.

«Mantengo con los dos buenas relaciones, no sé si se presentarán los dos o alguien más, con los dos me llevo bien», ha resumido el portavoz naranja, sin entrar a analizar quién puede ejercer mejor esa responsabilidad y convencido de que no es extraño que su partido no dé por hecho que el vicepresidente actual de la Junta sea la persona que pueda liderar la candidatura, sino que debe haber primarias.

En su opinión, Cs es «bastante peculiar y heterodoxo» en este sentido en comparación con el resto de partidos, donde ve «mucho gregarismo» que se extiende desde las direcciones nacionales a las territoriales. «Es bueno y saludable», ha defendido Bal sobre las primarias, propias de un «partido liberal» que porta la «bandera de la libertad».

Centro liberal

Convencido de que su trabajo como político es «precioso, muy bonito», Bal ha insistido en que «nunca» militará en otro partido político que no sea Cs: «Mi padre era votante de la UCD, es difícil encontrar un votante liberal que lo sea por tradición (…) parece que en España todo el mundo tiene que ser rojo o facha, de derechas o de izquierdas y esto de ser liberal cuesta trabajo explicarlo».

Bal ha proclamado que el PSOE y el PP «jamás» podrán alcanzar ese centro liberal que en su opinión encarna Ciudadanos y que en Europa se ve «con total normalidad», y al ser preguntado por ese espacio electoral que le ocuparon a él precisamente en las Elecciones de Madrid, ha respondido que es fruto de la «polarización» y la «crispación». «Es muy fácil jugar a ese juego, PSOE y PP lo tienen muy fácil y no quiero contarle Podemos y Vox», ha apostillado.

No obstante, ha opinado que Cs tiene una «posibilidad histórica» de contradecir a las encuestas con una recuperación electoral alejada del populismo de decantar las decisiones políticas pensando en las urnas, ya que ve al PSOE y al PP «cada vez más compitiendo con los partidos que tienen en los extremos». «Nos están dejando ese espacio de los liberales cada vez más amplio desde el punto de vista sociológico».

«Estoy convencido de que en una buena campaña electoral, con un buen mensaje y sobre todo trabajando bien el día a día que es lo que nosotros hacemos, los demás cometerán errores y nosotros encontraremos nuestro espacio, que no consiste en otra cosa nada más que en conseguir ser decisivos», ha argumentado.

Te puede interesar

Comentar ()