España

Villarejo dice que Rajoy "estaba detrás" de la operación Kitchen

El comisario jubilado afirma ahora que se vio "tres o cuatro veces" con el el expresidente del Gobierno y que éste entró en una reunión suya con la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal y dijo: "A trabajar"

El expolicía José Villarejo, en el Congreso.

El expolicía José Villarejo, en el Congreso. EFE

El comisario jubilado José Manuel Villarejo ha afirmado en el Congreso de los Diputados que el ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy «estaba detrás» de la Operación Kitchen, es decir, que la impulsó. Se trata del dispositivo policial de espionaje al ex tesorero del Partido Popular Luis Bárcenas para recuperar supuestamente la información que tenía sobre la financiación irregular de la formación en el Gobierno y evitar que llegara a manos de la Justicia.

Villarejo, investigado en la Audiencia Nacional como uno de los miembros de la Policía Nacional que participaron en dicho dispositivo, ha comparecido por segunda vez este miércoles en la comisión de investigación del Congreso de los Diputados en la que se busca depurar responsabilidades políticas por el despliegue de dicho dispositivo por parte de la cúpula de la Policía Nacional entre 2013 y 2015 y al que se destinaron fondos reservados del Estado.

Preguntado por los diputados de PSOE y Unidas Podemos Felipe Sicilia e Ismael Cortés, Villarejo ha asegurado que se vio varias veces con el ex presidente Rajoy aunque «jamás tuve una reunión personal y directa con él». Afirma que obtuvo la «garantía» de que el presidente del PP «estaba detrás» de Kitchen.

Durante una reunión en Génova

Sostiene que así lo supo porque, durante una de las reuniones que mantuvo con la ex secretaria genera del Partido Popular María Dolores de Cospedal en la sede madrileña de Génova, Rajoy entró en la reunión, saludó y dijo: «A trabajar». «Yo entendí que eso quería decir: ‘Oye, yo estoy detrás de esto, deja de desconfiar de los emisarios que te mando'», afirmó a preguntas de los parlamentarios.

«En la medida en que yo no tenía la garantía de que era él quien me estaba dando las órdenes, yo quería saber si estaba detrás y no era una invención de los enlaces», ha dicho el comisario ya retirado en referencia al ex ministro del Interior Jorge Fernández Díaz y al ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez, procesados por el juez Manuel García-Castellón que investiga la operación Kitchen en la Audiencia Nacional.

Villarejo ya afirmó -y así lo sostuvo también ante el juez García-Castellón, que descartó procesar a De Cospedal y citar ni siquiera como testigo a Rajoy- que se mensajeó por móvil con el ex presidente del Gobierno para hacer un seguimiento del operativo puesto que éste no se fiaba del exministro del Interior. Aportó al juzgado varios números de teléfono que la Fiscalía pidió comprobar si pertenecían al líder del PP. El juez descartó hacer averiguaciones acerca de los números.

Mensajes de teléfono

Este miércoles, el comisario jubilado ha insistido en que se intercambió dichos mensajes con Rajoy porque él quería saber «si hay algo nuevo, si se había visto esta persona con Pedro J., los pasos que iba dando, cuáles eran los indicios, mis inputs sobre el abogado con el que se reunía la esposa de Bárcenas…». Ahora, al intercambio de dichos mensajes el comisario añade los supuestos encuentros casuales con el expresidente del Gobierno y su entrada en una de las reuniones que mantuvo De Cospedal, reconocidas por ésta y descritas por el juez del caso Kitchen como «sociales», por lo que descarta que tuvieran un fin concreto relacionado con la operación policial ilegal.

También ha comparecido este miércoles por segunda vez el comisario principal ya jubilado Enrique García Castaño, jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) cuando se desarrolló la Operación Kitchen e investigado en la pieza separada que ha instruido la Audiencia Nacional. García Castaño ha reiterado que informaba del desarrollo del citado dispositivo al entonces secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y ha asegurado que Villarejo le dijo que tenía acceso a Mariano Rajoy.

El mando policial ya reiterado ha lamentado que su colaboración con la Justicia no le ha «traído ningún beneficio» y sí «muchos perjuicios». «Si aquí hablo una cosa en sede judicial me echan en cara que por qué. Lo he dicho todo. Me he autoinculpado. ¿Qué más puedo hacer?», ha planteado.

Te puede interesar

Comentar ()