Cataluña | España

La CUP exige a Aragonés que "no legitime" al Rey compartiendo actos en Cataluña

La defensa del catalán y la Ley del audiovisual vuelven a mostrar las diferencias entre ERC y JxCat

El diputado de la CUP en el Parlament, Carles Riera.

El diputado de la CUP en el Parlament, Carles Riera. EFE

Roto el pacto de investidura con la aprobación de los presupuestos, la CUP recrudece ahora sus ataques al gobierno de Pere Aragonès. Compartir mesa y mantel con el Rey Felipe VI a invitación de la gran patronal catalana no podía salir gratis para el Govern más independentista y de izquierdas y así se lo ha hecho saber hoy el portavoz de la CUP, Carles Riera, al presidente catalán. La CUP ha escenificado así su ruptura con el Govern, mientras la líder de los Comunes, Jessica Albiach, cerraba filas con Aragonès tras haber permitido la tramitación de los presupuestos.

«President, no reconozca a Felipe VI ni lo legitime compartiendo actos institucionales» con él en Cataluña, le ha exigido Riera en la sesión de control parlamentario al Govern en una interveción en la que el antisistema ha repartido sus críticas entre el Felipe VI, Foment del Treball y la Justicia.

«Por qué avala la presencia del Rey, por que legitima a Foment, por qué los normaliza con su presencia» ha cuestionado el dirigente antisistema, al que no ha convencido el argumento de que la Generalitat debe hacer oir su voz en todos los ámbitos.

Foment, una patronal deplorable

Riera ha reclamado a Aragonès que «no avale» a una patronal «con un historial deplorable» a la que ha acusado de apoyar «la represión en Cataluña». Foment «se opuso al 1-O, denunció la huelga general» convocada por la aprobación del 155, «se opone a la subida del salario mínimo y hoy sigue condicionando los presupuestos de la Generalitat con proyectos caducos e insostenibles».

El antisistema cuestiona también la entrega de despachos judiciales en Barcelona. Un acto en el que a su juicio se produjo un «ensalzamiento acrítico de la Justicia y la Monarquía» ha definido como dos elementos claves en la «represión».

A ese argumento se ha acogido Aragonès para defender que él también expresó su rechazo a esa Justicia que se ha convertido en el principal frente del independentismo, no asistiendo a la entrega de despachos. De hecho, ningún responsable de la Generalitat acudió, ni siquiera el Major de los Mossos, José Luis Trapero, rompiendo la tradición establecida por sus antecesores.

Defender la independencia ante el Rey

Respecto al aniversario de Foment, Aragonès se ha escudado en su defensa de la amnistía y la autodeterminación ante el Rey para explicar su presencia en el acto de la gran patronal catalana. «Este Govern está comprometido en un proceso de negociación en el que defenderemos la amnistía y la autodeterminación, lo que es posible en Escocia tiene que ser posible en Cataluña y esto que digo aquí lo dije ante el Rey y los empresarios porque no tenemos miedo a defenderlo» ha argumentado Aragonès.

Un argumento que no ha convencido a Riera, quien ha dejado clara la distancia que separa a Aragonès de Nicola Sturgeon, la presidenta de Escocia. «Hay una diferencia fundamental» entre Aragonès y Sturgeon, ha advertido Riera, «ella ha puesto fecha al referéndum al margen de opinión gobierno británico».

Batalla lingüística entre JxCat y ERC

En una sesión de control marcada por la batalla lingüística, el debate más plácido para Aragonès ha sido el mantenido con Albiach, con la que se ha comprometido a seguir avanzando en la oferta de dentista gratis y en la salud mental. Sus socios de JxCat y el grupo de Cs han coincidido, además de ERC, en la cuestión lingüística.

El portavoz de ERC, Josep Maria Jové, ha denunciado los «ataques» al catalán pero ha obviado el fiasco, para Esquerra de la negociación sobre la Ley del audiovisual. Una ley que sí ha cuestionado el portavoz de JxCat, Albert Batet, después de que el Gobierno aclarara este martes que el texto aprobado exime a Netflix, HBO y Amazon de cumplir la cuota del 6% en catalán.

Batet ha cuestionado la negociación de ERC en el Congreso y ha defendido la necesidad de aprobar la ley catalana para proteger «la lengua y soberanía» catalanas.

Te puede interesar

Comentar ()