El Tribunal Constitucional ha rechazado este martes los recursos de amparo presentados en su día por Carles Puigdemont y Toni Comin contra los acuerdos de la Junta Electoral Central (JEC), en los que se rechazaba su promesa no presencial de acatamiento de la Constitución. En mayo de 2019 Puigdemont, Comin y Clara Ponsatí fueron elegidos eurodiputados por la candidatura de JxCat, pero no recogieron sus actas ante la JEC, ni formalizaron la promesa de acatamiento de la constitución, porque se encontraban fugados en Bélgica.

La Junta Electoral optó entonces por no incluirlos dentro de la lista de candidatos electos que trasladó al Parlamento Europeo, lo que hizo que el entonces presidente de la cámara, David Sassoli, se negara a concederles el acta de diputados.

Decisión de TJUE

Finalmente fue el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), el que sancionó que los candidatos independentistas eran electos hubieran o no completado el trámite ante la JEC, en una sentencia referida al caso de Oriol Junqueras, que en ese momento estaba en prisión provisional, a la espera del juicio por el 1-O.

El Constitucional señala que, como en la sentencia hecha pública el pasado noviembre, «ha tenido en cuenta la aceptación por el Parlamento Europeo de la elección de los demandantes como diputados» y «el ejercicio pleno» de todas las prerrogativas de los eurodiputados para desestimar el recurso.

El alto tribunal considera que esta circunstancia, «posterior a los acuerdos impugnados pero previa al planteamiento de la demanda de amparo, implica una satisfacción extraprocesal» de la reclamación de Puigdemont y Comin. Por tanto, considera que se ha «extinguido» el objetivo de la petición de amparo.

Pegasus en el Parlamento Europeo

La decisión del TC llega un día de especial protagonismo de Puigdemont en la eurocámara, con la vista en comisión de la actuación del Gobierno en el caso Pegasus. Puigdemont no fue víctima del espionaje, pero sí su abogado, Gonzalo Boye, según la información que la ex directora del CNI, Paz Esteban, ofreció ante la Comisión de secretos oficiales del Congreso, que fue filtrada a los medios tras su comparecencia.