El caso de un taxista abre una vía para evitar sanciones por no declarar bienes en el extranjero

El Tribunal Económico-Administrativo Central (TEAC) le perdona una sanción de 254.000 euros porque entiende que no tuvo ánimo defraudatorio al no haber contado con asesoramiento habitual y haber declarado los bienes, aunque fuera de plazo