Ciencia y Vida

Los 6.600 kilómetros de cable submarino que cambiarán Internet en Europa

Microsoft, Facebook junto a Telefónica han activado la operación 'Marea' que conectará Sopela (Bilbao) con Virginia (EEUU) con un cable submarino de 6.600 kilómetros a 160 tirabytes de velocidad

logo
Los 6.600 kilómetros de cable submarino que cambiarán Internet en Europa

Resumen:

Es la conexión más rápida que jamás ha cruzado el Atlántico, la que cambiará las comunicaciones de millones de europeos y americanos. Y lo harán posible unos pequeños cables de fibra óptica del grosor de apenas un cabello que han comenzado a ‘navegar’ por el lecho marino para recorrer los 6.600 kilómetros de océano que separan la pequeña localidad vasca de Sopela y la estadounidense de Virginia Beach. En otoño, si los planes se cumplen, el cable submarino que hoy se ha conectado en la playa vizcaína habrá llegado a su destino y podrá conectarse ambos continentes y dar por activada la autopista de las autopistas de Internet: 160 tirabytes, “una nueva “dimensión”, aseguran sus promotores.

Esta mañana en la playa Arrietara de Sopela apenas un puñado de surfistas disfrutaban de las olas y el sol. La mayoría sin prestar atención al buque que sólo unos metros mar adentro estaba haciendo historia. El ‘Dependable’, un buque cablero acababa de comenzar a introducir los primeros metros del cable de fibra optima más rápido jamás diseñado y que gracias a sus ocho pares de cables abrirá un mundo de posibilidades y velocidad en las comunicaciones por Internet. Sólo un dato da muestra de la dimensión del avance: la capacidad alcanzará las 15.000 películas de alta definición transmitidas en un segundo. Con esta nueva conexión, la velocidad de descarga y navegación por la red se disparará como nunca antes, garantizan desde Facebook y Microsoft.

Conectar a esa velocidad las dos costas, los dos continentes, sin embargo, requiere mucho tiempo. A los dos años de estudios y diseño de toda la operación se suma los más de dos meses que requerirá su delicada instalación. El novedoso cable submarino, denominado ‘Marea’, es un proyecto conjunto de Microsoft y Facebook y que será operado y gestionado por Telxius, la nueva empresa de telefónica para infraestructuras de telecomunicaciones de Telefónica. No será hasta octubre cuando la operación haya culminado y un extremo del cable, el que hoy se ha conectado en Sopela, llegue hasta el centro de datos de Virginia del Norte.

La elección de esta playa vizcaína se debe a que cumple con los dos requisitos básicos para este tipo de conexiones: mucha profundidad para que pueda atracar el buque cablero y una entrada suave del mar. Las condiciones del arenal ya le hicieron ser seleccionado como punto de partida de otro cableado submarino que conectó la costa vasca, el norte de España, con Gran Bretaña. Aunque el cable ya ha sido retirado ha permitido que se pueda aprovechar parte de la instalación.

Obras de la operación Marea.

Un ‘hito histórico’

El responsable de operaciones de Telxius, Rafael Arranz, considera que lo que hoy se ha comenzado a materializar en la playa de Sopela es “un hito histórico” para España, que se convierte en el punto de partida del cable tecnológico más avanzado de la historia y en punto de entrada de “una nueva conexión entre el Sur de Europa y Estados Unidos”. ‘Marea’ será interoperable con una gran variedad de equipamientos en red y reportará a los clientes de estas redes menores costes y mejoras del equipamiento, con rápidos crecimientos en los anchos de banda gracias a la capacidad del sistema para evolucionar al mismo ritmo de la innovación en tecnología óptica.

El buque cablero que esta mañana ha comenzado a tirar clave no parará hasta octubre, cuando está previsto que haya culminado su ruta hasta Virginia. Esta mañana un equipo de buceadores ha verificado que el “amarre” de ‘Marea’ se completaba con éxito a la estación tecnológica de Sopela y por tanto podía iniciarse el arrastre de la fibra a lo largo del lecho marino.

El sistema es complejo. A lo largo de la ruta de más de 6.600 kilómetros que recorrerá ‘Marea’ se llegan a alcanzar hasta 4.000 metros de profundidad. La fibra óptica de última generación está protegida por varias capas de materiales. Al tubo en el que van insertos los pares de fibra se suma un recubrimiento de cobre y a éste otro de polietileno. La suma de ello alcanza un grosor de cable de unos 5,5 cm, en las zonas menos profundas, y de unos 3 cm, en las más profundas, donde requiere de menor protección.

El cableado se debe enterrar en el fondo del mar. Para ello, desde la misma playa se construye una zanja que continúa por el lecho marino. Tiene una profundidad de entre 2 y 3 metros y en ella se deposita el cableado. Un pequeño mecanismo de arado marino, conectado al buque, es quien construye la zanja, que se cubre de modo natural con sedimentos del mar. Si las características del fondo del mar impiden su función se recurre a un vehículo manipulado por control remoto que abre a presión un surco en el mar. A partir de profundidades superiores a los 1.500 metros el cableado se deposita sobre el lecho marino. Durante la próxima semana los trabajos iniciados hoy en la costa vizcaína continuarán y el equipo de buzos trabajará en el encaje de los primeros metros del cableado.

Un cable “flexible y adaptable”

Disponer de un cableado de alta capacidad como ‘Marea’ ayudará a cumplir con las exigentes demandas de los clientes en cuanto a alta velocidad, conexiones fiables para la nube y servicios en línea para Microsoft, Facebook y los clientes de ambas compañías. Esta ruta va al sur de otros sistemas de cableado transatlánticos, de manera que asegura una conexión más flexible y fiable para los clientes de Estados Unidos, Europa y el resto de zonas. Además, en el futuro conectará los centros de datos de otros continentes como África, Asia y de Oriente Medio. Se conectará con un corredor de fibra ya existente en Europa que une con los principales centros de conexión como París, Frankfurt, Amsterdam y Londres.

Kevin Salvadore, responsable de Facebook ha destacado durante el acto de inicio de los trabajos la relevancia que tiene la puesta en marcha de ‘Marea’ por el avance de innovación que supondrá en las conexiones entre Europa y EEUU y por el ejemplo de la colaboración tecnológica que representan fórmulas de partenariado como la que se muestra en este caso entre compañías de la relevancia de Facebook, Microsoft y Telefónica. Ha subrayado que ‘Marea’ será una infraestructura “flexible” y que podrá adaptarse a los avances tecnológicos “y seguirá creciendo”.

De igual modo, el responsable de Microsoft, Frank Rey ha destacado que será el primero que conecte Estados Unidos, concretamente Virginia Beach, con el sur de Europa, una nueva ruta con la que se asegura “una conectividad mayor y más fiable entre EEUU y Europa y más allá”, como ha destacado el director de operaciones de red de Microsoft, Frank Rey, en un acto institucional.

logo
Los 6.600 kilómetros de cable submarino que cambiarán Internet en Europa