El sector del taxi se ha lanzado a la calle en una jornada de huelga para protestar por la, según su patronal, competencia desleal de nuevas empresas como Uber y Cabify.