Política

Ciudadanos rompe la negociación con el PP y sólo acepta la dimisión de Cifuentes

Villegas comunica a Maillo, con quien ha hablado por teléfono esta tarde, que la decisión está tomada

logo
Ciudadanos rompe la negociación con el PP y sólo acepta la dimisión de Cifuentes

Mariano Rajoy y Albert Rivera. EP

Resumen:

No hay negociación que valga. Esa ha sido la respuesta del secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, al coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo, en respuesta a la llamada telefónica que éste le ha hecho para intentar reconducir la crisis entre los socios madrileños tras la petición de la formación naranja de dimisión de Cristina Cifuentes. Villegas ha explicado a su homólogo, según fuentes conocedoras de la conversación, que la posición defendida por Ignacio Aguado es la acordada con la dirección nacional de Cs, esto es, con Albert Rivera, por lo que no hay marcha atrás.

El desacuerdo en torno a la constitución de una comisión de investigación en la Asamblea para estudiar “todas ya cada una de las presuntas irregularidades cometidas en torno al máster oficial ‘Derecho Público del Estado autonómico impartido por la Universidad Rey Juan Carlos en el curso 2011-2012” ha llevado a una situación con muchas similitudes a la murciana, que forzó la salida de Pedro Antonio Sánchez en abril del año pasado, en su caso, por estar imputado judicialmente.

Si Cifuentes no dimite, Ciudadanos deberá dirimir si apoya la moción de censura de PSOE y Podemos

Así, Maillo ha recibido un portazo que parece irreconducible, aunque desde la dirección nacional aseveran que, “con todos los respetos, Murcia no es Madrid, ni Pedro Antonio Sánchez Cristina Cifuentes “. Además, la presidenta madrileña no está imputada por ningún delito de corrupción y sigue ratificándose en todas y cada una de sus palabras, esto es, que cursó el máster y presentó su trabajo, defendido ante un tribunal “formado por tres personas”. Así lo dijo en tres comparecencias ante los periodistas durante la convención nacional del PP.

En todo caso, la pelota está también en el tejado de Ciudadanos, puesto que si Cifuentes no dimite, deberá dirimir si apoya la moción de censura que presentará el socialista Ángel Gabilondo con el apoyo de Podemos.

Los populares acusan a Ciudadanos de no haber tenido ningún interés por pactar puesto que no les dio su propuesta de comisión hasta las 8,30 de la mañana de este lunes.”Era imposible analizarla y responderla antes de las 12″, hora en que terminaba el ultimátum. El plazo se alargó por mor de la negociación que han capitaneado el líder de Ciudadanos en Madrid, Ignacio Aguado, y el portavoz popular en la Asamblea, Enrique Ossorio, que terminó en fracaso.

La decisión de Maillo de tomar las riendas de la negociación es una “desautorización” de Madrid

La decisión del coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo, de tomar las riendas de la negociación con Ciudadanos para intentar cerrar la crisis del caso del máster, dejaba al margen a los populares madrileños, en general, y Cristina Cifuentes, en particular, en lo que supone “una desautorización” de ambos partidos en el ámbito regional, admiten fuentes de Génova. La imposibilidad de alcanzar un acuerdo sobre el contenido de la comisión de investigación que había propuesto la formación naranja, es producto de las “malas” relaciones que tienen los socios parlamentarios en la Asamblea de Madrid, aducen en Génova.

Los antecedentes no son halagüeños para los populares. Maillo y Villegas fueron los que llevaron el peso de la negociación en la crisis del gobierno de Murcia, que acabó con la salida de su presidente, el imputado Pedro Antonio Sánchez. El PP se resistió todo lo que pudo, convencido de que Ciudadanos no apoyaría la moción de censura que anunciaron el PSOE y Podemos, igual que ahora. También, al igual que entonces, el partido de Albert Rivera ha pedido el relevo de la presidenta popular por otro diputado autonómico de su propio partido.

Aguado, por su parte, reprocha al partido en el gobierno su intención de desvirtuar la comisión al pedir la comparecencia no sólo de los periodistas de eldiario.es que publicaron al información, sino también la del líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el portavoz en la Asamblea, Ángel Gabilondo, además de la del profesor que filtró la información, Salvador Perelló, quien, por su parte, está deseando que le pidan ir al Congreso a declarar.

El comité de dirección del PP se reunió ayer sin la presencia de Mariano Rajoy, de viaje a Argentina, donde lamentaron que el “caso Cifuentes” “no ha permitido hablar de otras cosas” que se debatieron y propusieron en la convención. Es el caso del anuncio del ministro de Educación y cultura además de portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, de elevar un 5 por ciento el presupuesto educativo, precisamente la exigencia del PSOE por la que se levantó de la mesa donde se negociaba el pacto.

En mitad de la tormenta, la dirección nacional popular va a intentar insistir en estos temas a lo largo de las próximas semanas, pero va a ser imposible que se hable de otra cosa que no sea qué va a hacer Ciudadanos ante la moción de censura, que se debate entre los días 13 de abril y 7 de mayo. Una horquilla muy abierta sobre la que deberá decidir la mesa de la Asamblea. Quizá deban acabar interviniendo los líderes del PP y de Ciudadanos, Mariano Rajoy y Albert Rivera, respectivamente, dada la entidad de lo que se dirime estas semanas, esto es, el futuro del gobierno de la Comunidad de Madrid.