El rescate de los 12 niños atrapados en la cueva de Tailandia junto al entrenador de fútbol ha finalizado a medio día con éxito. Alrededor de las 14.00 horas (hora española) ha sido evacuado el último menor y el entrenador.

De esta forma se ha completado la tercera fase para sacar a los cuatro niños restantes. En las tareas de rescate han participado unas 100 personas, incluidos los 19 submarinistas encargados de extraer desde el interior de la cueva a los atrapados.

La primera extracción el domingo se prolongó durante once horas, mientras que la del lunes, gracias a la experiencia obtenida, duró unas nueve horas. “Hoy esperamos que pueda hacerse en el mismo tiempo o más rápido”, ha asegurado Narongsak, citado por el ‘Bangkok Post’. El responsable ha indicado que pese a las lluvias caídas durante la noche, en nivel de agua en el interior de la cueva es similar al del lunes.

El dramático y peligroso rescate se inició el domingo, cuando fueron sacados de las cuevas los primeros cuatro niños que pertenecen al grupo integrado por doce menores y su entrenador de fútbol que quedó atrapado hace dos semanas. Los equipos de rescate tailandeses lograron sacar este lunes a otros cuatro niños.

Los niños se encuentran bien

El secretario permanente del Ministerio de Salud de Tailandia, Jesada Chokedamrongsuk, ha asegurado este martes que los ocho niños rescatados tras pasar dos semanas atrapados en una cueva gozan de buena salud y que los primeros cuatro niños rescatados comen bien. “Los ocho niños rescatados gozan de buena salud. Ninguno tiene fiebre”, ha afirmado Chokedamrongsuk en una rueda de prensa en Chiang Rai, en el norte de Tailandia. “Los niños son futbolistas, son fuertes y tienen una gran inmunidad”, ha aseverado.

Las autoridades han asegurado que los niños tienen buen apetito, pero principalmente comen alimentos fáciles de digerir. Sin embargo, los médicos han cedido después de que algunos de los niños pidieran pan con chocolate. Asimismo, han señalado que todos ellos parecen gozar de un buen estado psicológico tras la experiencia vivida.

Los cuatro primeros en ser rescatados el domingo, con edades comprendidas entre los 14 y los 16 años, han podido ver ya a sus padres a través de cristales, según el Bangkok Post. En cuanto a los cuatro rescatados el lunes, de edades comprendidas entre los 12 y los 14 años, llegaron todos con una temperatura baja, seguramente debido a haber permanecido atrapados en el interior de la cueva y haber tenido que bucear en el agua.