Política

Villarejo se desvincula de la filtración de las grabaciones sobre el rey y señala a policías

La defensa del comisario jubilado, en prisión preventiva desde el pasado mes de noviembre, denuncia una "estrategia policial y mediática para evitar" que el agente encubierto quede en libertad y pide al juez que actúe con "imparcialidad e independencia"

logo
Villarejo se desvincula de la filtración de las grabaciones sobre el rey y señala a policías

Resumen:

La defensa del comisario ya jubilado José Manuel Villarejo, en prisión preventiva desde el pasado mes de noviembre., ha enviado un escrito al juzgado que investiga su presunta participación en una organización criminal para señalar que ni él ni su entorno próximo han filtrado las grabaciones en las que participa junto a Corinna zu Sayn-Wittgenstein, ex pareja sentimental del rey Juan Carlos.

El abogado recuerda al Juzgado de Instrucción Central 6 de la Audiencia Nacional que las grabaciones difundidas por varios medios estaba guardada en discos duros que recientemente se remitieron a la Brigada de Investigación Tecnológica y a la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional para su volcado y posterior análisis.

“Debe cesar esta estrategia policial y mediática orquestada contra nuestro defendido -a modo de goteo continuo de operaciones y filtraciones- para evitar su libertad provisional y el levantamiento del secreto del sumario”, pide en el escrito el abogado Ernesto Díaz-Bastien.

Con referencias a informaciones publicadas por distintos medios, el abogado considera que “no es casualidad” que cada vez que se pide la libertad de Villarejo o el levantamiento del secreto de sumario y el juzgado debe decidir estalla una nueva operación policial o mediática contra él. “Esto es indignante, porque se está instrumentalizando la Justicia para satisfacer intereses ajenos a los de este procedimiento”, señala el letrado, que recuerda que estas actuaciones se encuentran secretas.

Recuerda, además, que la defensa se ha opuesto al volcado y análisis de los discos duros hallados en las viviendas de El Montecillo y de Estepona, por “petición expresa” de Villarejo, y critica que haya medios que hayan interpretado la filtración como un intento de presión para ser puesto en libertad.

Pide por ello la defensa al juez que instruye la causa que actúe “con la debida ponderación, imparcialidad e independencia” y advierte de que no van a permitir “que se vilipendie pública e injustamente” al comisario ya retirado, “atribuyéndole torticeramente una responsabilidad que no le pertenece”.

Claves del CNI

El propio Villarejo ha explicado que las grabaciones a Corrinna podrían ser sólo el principio. El ex comisario ha explicado que envió una carta al por entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, asegurando que ella poseía un archivo “con datos personales y privados” de “personalidades relevantes para España”.

Según informa El Español, ese fichero contendría “casi un millón de fichas individuales” en las que estarían “los datos más sórdidos y oscuros” de personalidades poderosas del país. Según la versión de Villarejo, el rey Juan Carlos I entregó estos documentos a Corrinna para que le sirvieran de protección en caso de que él falleciera.

El policía, que está en prisión preventiva en estos momentos, escribió esa carta para Rajoy y quería transmitirle que el CNI le encargó recuperar esos ficheros. Villarejo considera que ese fue el punto de inflexión que marcó el principio de sus problemas judiciales.

Las cintas reveladas por el medio digital probarían que el ex comisario supo que Corinna tenía el archivo porque “la propia princesa me manifestó que la documentación se la facilitó personalmente el rey” y que lo hizo como “garantía a su amada para que nadie tomara represalias contra ella cuando estuviera sola”.