Política

Ábalos avisa a ERC de que "este es el momento" de demostrar si quieren diálogo

El PSC cierra su 14 Congreso con una exhibición de unidad entorno a Iceta, que fija la presidencia de la Generalitat como próximo objetivo

logo
Ábalos avisa a ERC de que "este es el momento" de demostrar si quieren diálogo

El secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos (i), junto a Salvador Illa (d) y la delegada del gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera (2i) minutos antes de la clausura del XIV congreso del PSC. EFE

Resumen:

José Luis Ábalos ha aprovechado hoy su segunda visita a Barcelona en una semana, en la clausura del 14 Congreso del PSC, para advertir a Esquerra contra la tentación de alargar las negociaciones para la investidura y ha recordado a los republicanos que la voluntad de diálogo también tiene que demostrarse. En una intervención que ha iniciado con duras críticas al PP por no facilitar la investidura de Pedro Sánchez, Ábalos ha señalado que esta negativa abre «una oportunidad para los que piensan que la solución a los conflictos es el diálogo».

«Es una oportunidad para esta tesis» ha advertido, «pero si no se aporvecha esta oportunidad la tesis del diálogo también se quebrará porque se demostrará que no hay oportunidades para el diálogo». El dirigente socialista ha hecho esta advertencia tras los escasos avences exhibidos en la reunión negociadora del martes y la advertencia lanzada después por Oriol Junqueras, quien aseguró que ERC «sigue en el no».

«Éste es el momento y no sé si habrá otros momentos» ha concluido el secretario de Organización y negociador del PSOE. Si ayer fue el turno de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, que intentó acallar las voces internas del PSOE contra la negociación con ERC, hoy ha sido ha sido el de Ábalos para intentar acelerar unas negociaciones bloqueadas en la definición de la mesa de diálogo entre gobiernos que reclaman los republicanos.

Así, Ábalos ha pedido no «liarnos con terminologías» y centrarse en la resolución del conflicto, obviando si es «de convivencia», como defendía Pedro Sánchez en campaña, o «político» como sostienen en la negociación. «Hay conflicto, que cada uno diga cómo lo quiere entender, conflicto hay, lo hemos visto estas semanas pasadas con los problemas en las calles, eso es la expresión de un conflicto».

Iceta recrimina a los que «de la Constitución solo conocen el artículo 155»

Miquel Iceta, por su parte, ha reafirmado el apoyo incondicional del PSC al proyecto de Pedro Sánchez y ha respondido airado a quienes cuestionas el compromiso constitucional de los socialistas catalanes. «Esta Constitución, de la que algunos solo conocen el artículo 155, dice en su artículo 2 que España está integrada por nacionalidades y regiones» ha recordado para defender su definición de Cataluña como nación. «Entonces AP y los de Blas Piñar ya se opusieron mucho» ha recordado para advertir que «lecciones las justas y de quien pueda darlas, que son pocos».

Pacto de Estado por Cataluña

El líder del PSC, que ha clausurado el congreso de su partido fijando la presidencia de la Generalitat como próximo objetivo, ha reclamado un «pacto Estado para Cataluña» como colofón del proceso para reconducir la crisis catalana.

Un pacto que según Iceta, debe contemplar el blindaje de competencias, una mejor financiación, y un reconocimiento institucional que permita al gobierno autonómico participar el las decisiones estatales. En definitiva, ha concluido Iceta, «una España federal en la que Cataluña se sienta querida y respetada, se sienta no solo cómoda sino protagonista».

«No queremos una Cataluña independiente, queremos más y mejor Cataluña» ha resumido, advirtiendo que ese pacto debería votarse después en referéndum, pero distinguiendo esa consulta de un referéndum de independencia. «Queremos votar un acuerdo, no queremos votar para dividir».

ERC planta al PSC

Iceta ha hecho estas advertencias ante un auditorio que ha contado con la presencia de representantes de todos los partidos catalanes excepto de ERC. Ahí estaban Ferran Bel, del Pdecat, Albert Fernández Saltiveri del PP y Joan García de Cs además de los morados David Clarà y Candela López y el líder de Units, Ramon Espadaler, pero ningún dirigente de Esquerra.

Ante todos ellos ha abogado por la necesidad de superar la confrontación para que sean «adversarios» con los que «construir» la solución para Cataluña. Y a todos los ha deseados también un congreso tan plácido, con igual demostración de cohesión interna y unidad, que el celebrado por los socialistas catalanes, difícilmente extrapolable a cualquier otra fuerza en Cataluña, excepto un menguado PP.

Una cohesión que la nueva ejecutiva ha demostrado con las votaciones de su elección, por encima del 90% de apoyos, o el apoyo a la resolución sobre la lengua que se había convertido en el punto más polémico del debate congresual. El plenario ha aprobado por unanimidad la resolución en la que el PSC ha fijado finalmente su posición respecto a la política lingüística: apoyo a la inmersión con la exigencia de que se flexibilice para que castellano e inglés sean también lenguas vehiculares en la escuela pública.

Eva Granados ha defendido la ponencia con el argumento del inglés para justificar la necesidad de revisar la inmersión lingüística. Pero ha recriminado también a los nacionalistas -catalanes y españoles, ha asegurado- el uso político de la lengua.

«Ante los Koiné -el manifiesto que defiende el catalán como única lengua oficial en Cataluña, firmado entre otros por Laura Borràs o la consellera de Cultura, Mariangela Vilallonga- que quieren que el castellano sea una lengua extranjera en Cataluña y a los que nos llaman nacionalistas les decimos que Cataluña tiene dos lenguas de comunicación, nos identificamos con las dos y vivimos nuestra riqueza lingüística en positivo» ha concluido Granados, quien ha advertido a unos y otros de que «no nos callaran».

«Nosotros combatimos la homogeneidad cultural, el pensamiento único y el monolingüismo porque dividen y empobrecen» ha añadido la dirigente socialista, quien ha defendido que «si en los 80 acertamos con la inmersión lingüística» ahora ha llegado el momento de revisarla para «acertar otra vez» apostando por la inclusión del inglés en la escuela como garantía de igualdad de oportunidades.

Comentar ()