Victoria Gallardo, una mujer de 33 años, ha entrado en estado de coma inducido en un hospital americano de Texas después de contagiarse de Covid-19. «Me rompe el corazón cuando el médico dice que no pueden hacer nada más pero no nos vamos a rendir», prometió al medio estadounidense Armando, marido de Victoria, en declaraciones a la cadena estadounidense ABC7.

La familia, rota del dolor, asegura haber tomado en todo este tiempo las medidas necesarias para prevenir el contagio. Pero, lamentablemente, su hija menor de 9 años de edad contrajo el coronavirus y comenzó a mostrar síntomas muy graves. «Mi esposa usa guantes casa. Llevábamos mascarilla en todas partes», afirmó Armando. En este sentido, toda la familia se ha contagiado, incluyendo su hija recién nacida de tan solo 11 días.

Victoria desarrolló fiebre muy alta, no quería comer y dormía mucho, según explicó su marido. A medida que él y los niños mejoraban, ella empeoraba. «Entró en la UCI y se encuentra en estado crítico», afirmó. Armando publicó un emotivo vídeo en Facebook con la esperanza de que algún profesional en el área médica les pueda ayudar, ya que los médicos le han asegurado que no hay nada más que hacer por su esposa.