Los Mossos d'Esquadra investigan la desaparición de una mujer entre Calella y Pineda de Mar (Barcelona) que fue vista por última vez en la mañana del pasado lunes, 20 de febrero, cuando se dirigía a abrir una clínica en la que trabaja tras salir de su domicilio.

Los familiares de la mujer, Carla López Subiranas, presentaron una denuncia por su desaparición y han puesto carteles con su foto en las dos poblaciones barcelonesas, pidiendo que si alguien la ha visto o sabe alguna cosa de ella, llame al teléfono de emergencias 112.

Los familiares, que tienen el convencimiento de que no se trata de una desaparición voluntaria, detallan en los carteles que Carla López tiene 36 años, mide 1,58 centímetros, pesa unos 60 kilos y tiene ojos y cabellos castaños.
Añaden que fue vista por última vez en la zona de Pineda de Mar-Poblenou.

La mujer nunca llegó a abrir la clínica, pese a que está a poca distancia de su domicilio, y su teléfono permanece desconectado desde el momento de su desaparición.

Familiares y amigos se han organizado para realizar batidas por estas poblaciones para intentar encontrar alguna pista sobre su paradero.