Tendencias

Muere James Michael Tyler, intérprete de Gunther en Friends, por cáncer de próstata a los 59 años

Michael Tyler, en una imagen de archivo

Michael Tyler, en una imagen de archivo Twitter / @FriendsTV

James Michael Tyler, el actor que interpretaba el papel de Gunther en la afamada serie estadounidense Friends, ha fallecido a los 59 años de edad. Lo ha comunicado Kevin Bright, el director y productor de la sitcom. Tyler fue diagnosticado de cáncer de próstata en septiembre de 2018, enfermedad que se le extendió a otras partes del cuerpo. Lo reveló el propio actor hace unos meses en la NBC, en el programa ‘Today’.

 “Es un cáncer avanzado” que se ha “extendido a mis huesos”, explicó en una entrevista en el programa matutino de la cadena. “Es un cáncer en etapa tardía” y “probablemente me afectará”, añadió.

Tyler tuvo conocimiento del diagnóstico de la enfermedad después de una revisión rutinaria. Un cáncer en estadio 4, según explicó, que le supuso un duro golpe personal y profesional. Para afrontarlo, durante los últimos tres años, el intérprete se puso bajo la supervisión de Matthew Rettig, un oncólogo e investigador.

Retting reveló al actor que padecía una enfermedad genética y no ambiental. Entonces, Tyler inició un tratamiento hormonal que, al principio, fue exitoso. Eso le permitió seguir con su rutina y trabajo. “Me sentía bien, sin síntomas”, dijo en la NBC. Sin embargo, a principios de 2020, en el momento de mayor impacto por el coronavirus, la extensión del cáncer al sistema óseo le produjo una parálisis de cintura hacia abajo.

A partir de entonces se sometió a quimioterapia. Ello, sumado a las secuelas de la enfermedad, le impidió estar de manera presencial en la reunión de ‘Friends’, por lo que decidió aparecer a través de una videollamada para no decepcionar. En ella, explicó que prefería hacerlo así para que su aparición física “no fuera una decepción”, aunque desde un principio estaba comprometido totalmente con el proyecto.

Antes de morir, Tyler animó a todos los hombres a someterse a un chequeo para la detección temprana del antígeno prostático PSA, algo que puede indicar evidencias de una futura enfermedad y facilitar, por tanto, la terapia.

Te puede interesar

Comentar ()