We Believe: The Best Men Can Be’ [Creemos que un hombre mejor es posible] para fulminar la masculinidad tóxica y plantar cara al acoso. Este es el mensaje de una campaña de comunicación de la conocida marca de maquinillas de afeitar que envía a los hombres para sumarse a la lucha contra la violencia de género y los comportamientos machistas.

“Es hora de que reconozcamos que las marcas, como la nuestra, desempeñan un papel en la influencia de la cultura. Y como una empresa que alienta a los hombres a ser lo mejor, tenemos la responsabilidad de asegurarnos de promover versiones positivas, alcanzables, inclusivas y saludables de lo que significa ser un hombre”, han manifestado desde Gillette. La campaña ya ha conseguido la viralidad pretendida y el debate esperado.

La marca no duda en reírse de ellos mismos desde un punto de vista crítico y se refieren a un pasado en el que ellos impulsaban esa masculinidad tóxica que ahora reclaman se termine. El anuncio no ha pasado desapercibiodo y rápidamente se ha convertido en viral. Tanto por aquellos a los que le parece bien, como aquellos a los que no.