Salud

Jeffrey Lazarus: "No hay que ir con mascarilla y certificado covid a un restaurante, sino asegurar que el restaurante es un lugar seguro"

Lazarus es jefe del Grupo de Investigación de Sistemas de Salud y codirector del Programa de Infecciones Víricas y Bacterianas del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)

El profesor Jeffrey Lazarus, durante una conferencia sobre salud

El profesor Jeffrey Lazarus, durante una conferencia ISGlobal (centro impulsado por fundación "La Caixa"))

La población está cada día más agotada de las normas y las recomendaciones contra el coronavirus. Que si mascarilla obligatoria en exteriores, que si pasaporte covid, que si tercera y cuarta dosis de la vacuna. «Hay que tener claro que la gente no va a seguir todo eso, son medidas que cansan a la población. Tenemos que simplificar y buscar otras soluciones fáciles y baratas que nos ayuden a seguir siendo efectivos en la lucha contra el coronavirus», defiende el doctor Jeffrey Lazarus, jefe del Grupo de Investigación de Sistemas de Salud y codirector del Programa de Infecciones Víricas y Bacterianas del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal).

Este experto estadounidense afincado en Barcelona ha trabajado 11 años analizando enfermedades infecciosas para la Organización Mundial de la Salud (OMS) y tiene una base sólida en la gestión de pandemias en las dos últimas décadas. Según su punto de vista, la alta transmisibilidad de la variante ómicron ha cambiado las reglas del juego y las autoridades deberían variar sus estrategias.

«Cuando llegas a un punto en el que la población está tan cansada, hay que ser ingeniosos. Yo creo que debemos trabajar ahora con las estructuras, es decir, hacer que los lugares sean seguros. No hay que ir con mascarilla y certificado covid a un restaurante, sino asegurar que el restaurante es un lugar seguro. Que todavía no estemos haciendo esto es el gran misterio de esta pandemia».

Purificadores de aire y medidores de CO2

La OMS se resistió durante muchos meses a admitir que el coronavirus se contagia por aerosoles, es decir, por el aire. Para Lazarus, la medida más efectiva que se puede tomar sin agotar a la población es asegurar la calidad del aire de los espacios interiores. «Es una pandemia de transmisión en interiores y hay que asegurar esos espacios, mejorando la ventilación y la circulación del aire. No es caro ni complicado. Hay dos formas principales: a través de purificadores de aire como los de los aviones, que funcionan con filtros HEPA, y luego con la instalación de medidores de CO2 para que haya que ventilar cuando se alcancen determinados valores».

Este experto recuerda que este tipo de medidas no solo nos ayudan a combatir la transmisión del coronavirus, sino de cualquier virus respiratorio. «Es decir, son cosas que nos pueden ayudar a la salud en general. De esta pandemia deberíamos salir con mejor calidad de aire en restaurantes, teatros, cines y colegios. Es lo primero que hay que hacer. En Nueva Zelanda ya han pedido 7.000 purificadores para las escuelas y en Reino Unido han encargado otros miles».

Jeffrey Lazarus

Y pone un ejemplo: «Imagínate que un restaurante de nivel puede asegurar que es un espacio seguro comprando un aparato que cuesta apenas 300 euros. Es una inversión muy pequeña que tiene un beneficio enorme. Ahora extrapolemos eso a escuelas, hospitales y teatros. Lo que hay que hacer es fomentarlo desde las administraciones y dar ayudas para que sea posible».

«No es un buen plan llamarlo gripe y dejar de contar casos»

Jeffrey Lazarus tampoco se muerde la lengua a la hora de analizar la gestión que se está haciendo de la pandemia a nivel español y europeo. «Mi gran preocupación ahora mismo es que en España y en Europa no hay ningún plan para e futuro a medio plazo. ¿Qué va a pasar en otoño? Quizás hay otra variante, no sabemos si nos podemos reinfectar de ómicron, tampoco cuánto dura la inmunidad de las vacunas y de las infecciones. Ahora mismo estamos casi desnudos en ese sentido y no se está preparando nada».

«No quiero sonar apocalíptico, pero hay que tener una estrategia y creo que ni España ni Europa está pensando en eso. Seguimos en una pandemia y nadie tiene un plan a largo plazo. Si el plan es llamarlo gripe y dejar de contar casos, no me parece un buen plan.

Te puede interesar

Comentar ()