BBVA ha colocado 1.000 millones de euros de deuda senior con vencimiento en 2022 en la mañana de este jueves, aprovechando las buenas condiciones del mercado. Pagará 55 puntos sobre midswap, el índice de referencia para esta clase de emisiones, cifra inferior a los 65 puntos que ofreció inicialmente, dado el apetito de los grandes inversores.

Según fuentes conocedoras, ha recibido peticiones por importe superior a los 2.000 millones de euros. Los colocadores de la operación han sido BBVA, Credit Agricole, Citi, UBS y Nomura.

Con esta emisión, la entidad que preside Francisco González sigue los pasos de CaixaBank y Santander que, en las últimas horas, han captado en el mercado 2.500 millones de euros, entre inversores institucionales.

Se trata de deuda senior con vencimiento en 2022 y un cupón de 1,20%, 55 puntos sobre midswap

El 3 de enero, el grupo catalán cerró una emisión por 1.500 millones, que tuvo una demanda superior a los 2.400 millones de euros y un cupón de 1,25%, 60 puntos básicos sobre el midswap.

Esta operación refuerza la liquidez de CaixaBank, que a cierre del tercer trimestre se situaba en los 52.553 millones de euros, con una ratio de cobertura de liquidez (liquidity coverage ratio o LCR) del 174 %, muy por encima del mínimo requerido del 80 % para 2017, informó la entidad.

Un día después, fue Santander quien acudió a los mercados mayoristas con una emisión de deuda subordinada a diez años por importe de 1.000 millones de euros.

Esta emisión de deuda, que forma parte de los recursos propios de segunda categoría (TIER 2), tiene un cupón anual del 3,125 por ciento (mid swap -precio de las permutas financieras sobre tipos de interés- más 255 puntos básicos).

La entidad ha indicado que se han cumplido los objetivos de emisión y que se han colocado “a un precio mejor del que se había previsto como referencia, con una demanda muy buena”.

La emisión, que cuenta con la calificación creditica Baa2 de Moody’s y BBB+ de Fitch ha sido suscrita en su mitad por inversores franceses (26%) y británicos (22%), mientras que por tipo de inversor el 67% de la colocación fue suscrita por fondos de inversión y el 17% por aseguradoras.