El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado en una entrevista en el Financial Times que su gobierno ya dispone de “6.000 urnas” para celebrar el referéndum, que considera imparable: “No veo cómo el Estado español puede frenarlo”, ha asegurado en vísperas de la manifestación que este sábado en Barcelona congregará a miles de personas y a la cúpula del Estado en contra del terrorismo. “No quiero ir a la cárcel… Pero no hay nada que puedan hacerme para que pare el referéndum”, ha dicho.

En la misma entrevista, el president ha acusado a Mariano Rajoy de utilizar los atentados de Cataluña. Para Puigdemont, el Ejecutivo ha “jugado políticamente” con la seguridad de los catalanes recortando la inversión económica y la información sobre el yihadismo a los Mossos D’Esquadra. “Les pedimos que no jugaran a hacer política con la seguridad. Desafortunadamente, el Gobierno español tenía otras prioridades”, ha dicho.

Puigdemont ha subrayado que las acciones terroristas de la pasada semana en Barcelona y Cambrils no incidirán en su propósito de celebrar un referéndum de independencia el próximo 1 de Octubre, puesto que “la normalidad es la derrota de los terroristas”. Ha alabado a su policía autonómica por la gestión del atentado: “La policía catalana, aunque no tenga todas las herramientas que necesita y están mal financiados, ha manejado la crisis excepcionalmente bien”, ha dicho. “Mostramos cada día que podemos funcionar como un estado independiente… No sólo en ocasiones excepcionales”, ha rematado.

La marcha, convocada por el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat, discurrirá hasta la plaza de Catalunya bajo el lema “No tinc por (No tengo miedo)” en apoyo a las víctimas y heridos de los dos ataques yihadistas del jueves de la pasada semana, que dejaron 15 muertos y más de 120 heridos en Barcelona y Cambrils (Tarragona).

En declaraciones a los periodistas tras participar en el pleno extraordinario del Parlamento catalán, en el que se ha guardado un minuto de silencio y se ha leído una declaración de condena de los atentados, Puigdemont ha hecho un llamamiento a la participación en la concentración de mañana.

“Hago un llamamiento a quien quiera sumar sus esfuerzos a la manifestación para demostrar que contra el terrorismo no solo hay que usar instrumentos policiales, judiciales e institucionales, sino que es imprescindible esta cadena de solidaridad y esfuerzo de la sociedad civil para poder combatir esta amenaza desde el civismo”, ha afirmado Puigdemont.