Génova defiende que la irrupción de la ex  presidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes acusando a su ex partido de estar tras su defenestración política para que no optara a la sucesión de Mariano Rajoy, resulta inicua. Sostienen el argumento de que la que fuera una de las baronesas más importantes del PP ahora «no es ni siquiera militante» y que todo el daño político que pudo hacer tanto el escándalo de su máster como la cinta de vídeo con el robo de unas cremas, que ella volvió a negar ayer en una entrevista en Telecinco, ya está amortizado. En definitiva, «no nos afecta, no es afiliada».

Públicamente, el portavoz del PP, Pablo Montesinos, no ha querido entrar en el fondo de las duras acusaciones de Cifuentes respecto a que hubo dirigentes populares, a los que «les vino de miedo» que no estuviera en la carrera por la sucesión de Mariano Rajoy. Montesimos se ha escudado una y otra vez en el respeto, » como ni puede ser de otra manera», «a las declaraciones y a las  decisiones judiciales a la par que apelamos a la presunción de inocencia».

Respecto a la propuesta popular de hacer un frente común con Ciudadanos y con Vox al objeto de sumar en caso de que haya repetición electoral el 10 de noviembre, Montesinos ha insistido una y otra vez que si hay nuevas elecciones será «responsabilidad exclusiva de Sánchez, su fracaso personal». En la que ha sido su primera rueda de prensa en calidad de portavoz del PP, Montesinos ha explicado que los populares están preparados «para todos los escenarios» y que la gran cuestión a responder por parte del centro derecha es «si queremos que gobierne el señor Sánchez o no, y esa es la cuestión que le formulamos a nuestros interlocutores».

Génova habla de una «fluida» relación con Ciudadanos

En todo caso, no ha aclarado si los líderes de PP y Ciudadanos, esto es Pablo Casado y Albert Rivera respectivamente, han abordado esta cuestión. Si bien insiste en que las relaciones entre ambas formaciones políticas «son fluidas» entre otras cosas porque comparten gobiernos autonómicos en Madrid y Andalucía, además de en el Congreso donde han hecho frente común para forzar la comparecencia de miembros del Ejecutivo, se mantuvo discreto sobre un contacto directo de ambos.

El PP «tiene de mano y estará a la alturas de las circunstancias», ha agregado Montesinos, quien, a tenor de sus palabras, ha dado a entender que la fórmula de España Suma también se extiende a la formación de Santiago Abascal, Vox. Tras poner de ejemplo aquellos gobiernos autonómicos de centro-derecha que han sido posibles gracias al apoyo de Vox ha señalado que «el PP está con aquellas formaciones que respetan la libertad individual y la Constitución». Y que será una vez que se despeje la posibilidad de una repetición electoral cuando se formalice la fórmula que permita rentabilizar todos los votos del centro-derecha.