Economía

Ineco plantea a Serna cinco rutas del AVE a Santander por un tope de 1.000 millones

logo
Ineco plantea a Serna cinco rutas del AVE a Santander por un tope de 1.000 millones

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, visita las obras entre Atocha y Torrejón de Velasco a principios de febrero. FOMENTO

Resumen:

Ineco termina el estudio del AVE a Santander encargado por orden del ministro de Fomento, y ofrece cinco alternativas tasadas entre 600 y 1.000 millones.

Este viernes De la Serna presenta en la capital cántabra el corredor Palencia-Santander, un proyecto que ha sufrido varios vaivenes en los últimos años.

La opción más cara va hasta Aguilar de Campoo y está valorada en unos 950 millones, debido al coste de los túneles que habría que levantar.

Este viernes por la tarde el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, presenta en Santander -su ciudad, de la que ha sido alcalde hasta hace poco- junto con Miguel Ángel Revilla el corredor de alta velocidad Palencia-Santander. Se trata de un tren de alta velocidad en cuyo estudio lleva Ineco trabajando más de dos meses y a cuyos detalles ha tenido acceso El Independiente: el estudio del AVE a Cantabria tendrá cinco alternativas, dos troncos principales y un coste estimado que va de los 600 a algo menos de 1.000 millones, IVA incluido en todos los casos.

Eso dice el borrador que maneja Ineco a falta de la opción que finalmente escoja el ministro. En los últimos años, la alta velocidad a Cantabria ha sufrido varios vaivenes, con renuncias y todo por parte del ministerio. En 2015, año electoral, la entonces titular de Fomento Ana Pastor retomó el proyecto, que la Universidad de Cantabria cifró en 300 millones y el Gobierno de entonces en 500 millones. El informe de Ineco eleva la cifra en cualquier caso. Y eso sin contar con los temidos sobrecostes.

En paralelo a la autovía

Los dos troncos principales se refieren al tramo que va desde Palencia capital -adonde llegó el AVE en septiembre de 2015- al límite de la provincia, la Montaña Palentina y la vecina y accidentada comarca cántabra de Campoo-Los Valles; y básicamente son dos troncos los esbozados porque ambos irían en paralelo a la Autovía Cantabria-Meseta, a sendos lados de la carretera. “Consiste en el desarrollo de una línea de altas prestaciones aprovechando la línea de alta velocidad Madrid-Valladolid-Palencia-León en su trazado hasta Palencia”, señalan en Adif. “Y desde esta capital castellano-leonesa hasta sus límites provinciales”.

En la segunda parte, el proyecto se complica con cinco trazados alternativos. El más barato (600 millones) alcanza la localidad palentina de Nogales de Pisuerga y a partir de ahí sortea la montaña palentina y cántabra.

Encargo directo del ministro

La opción más cara es la que enlaza con Aguilar de Campoo y de ahí a Santander. Es un recorrido plagado de túneles, el elemento que más encarece la obra, y el desembolso que supone se estima en unos 950 millones de euros. “La diferencia de tiempo entre el viaje más barato y el más caro está solo entre cinco y diez minutos”, comenta una fuente de Fomento.

Hay otras tres variantes más, aunque este medio tiene conocimiento de solo dos: una que enlaza con el pueblo de Mave (Palencia), otra en Herrera de Pisuerga. El coste de cada una está en los márgenes arriba mencionados.

El AVE a Santander es un encargo directo del ministro a Adif, que a su vez ha encomendado a la ingeniería pública Ineco el estudio del trazado. De la Serna prolonga la tradición de los últimos responsables de Fomento de hacer un guiño a la tierra: el AVE a Málaga con Magdalena Álvarez, el AVE gallego de José Blanco, la conexión Madrid-Galicia impulsada por Ana Pastor… Pero en el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias se rechaza de plano que lo que se vaya a hacer hasta Cantabria sea un tren de alta velocidad, sino un “tren de altas prestaciones”. Diferencias aparte, el tiempo dirá si se construye o no.

logo
Nintendo y el valor de conquistar a todos los públicos