El secretario de organización política de Podemos, Íñigo Errejón, ha asegurado en la mañana de este martes que, si no hay acuerdo en la Asamblea Estatal conocida como Vistalegre II, “serán los militantes los que decidan”.

En declaraciones al programa Espejo Público, el número dos de la formación morada ha afirmado que la cumbre del partido en el coso madrileño no será “un duelo al estilo del oeste” entre él y el secretario general del partido, Pablo Iglesias.

Errejón ha afirmado que ahora es el “momento de que todo el mundo ponga sus ideas encima de la mesa”, ya que Podemos ha conseguido “cambiar el mapa político español y ahora toca gobernar el país”. El secretario de organización política ha recordado que la base de una formación democrática “consiste en que todo el mundo pueda poner sus ideas encima de la mesa sin temor a represalias. Luego hay que seleccionar las mejores de esas ideas”.

En su intervención en la mañana de este martes, Errejón ha reconocido que la campaña orquestada por miembros del propio Podemos, bajo el hashtag #IñigoAsíNo, le produjo “una sensación rara”. “Que en Nochebuena haya compañeros del partido que digan que uno sobra fue un error. No fue una buena solución“. Errejón ha señalado que, en cualquier caso, el propio Pablo Iglesias “no participó” en dicha campaña, aunque sí “gente de su entorno”. La campaña recibió críticas incluso dentro del partido.

“Yo estoy acostumbrado a un Podemos en el que puedo decir lo que pienso”, ha asegurado. “Y además sin represalias. En Podemos hay que seguir debatiendo las ideas. Lo contrario es más propio de partidos como el PP o el PSOE, donde el que se mueve no sale en la foto”.

Relación con Iglesias

Preguntado por su relación con el secretario general de la formación, Pablo Iglesias, Errejón ha afirmado que ambos “son amigos”, pero que deben aprender “a conciliar eso con nuestros cargos”. “A España no le preocupa si somos amigos o no, lo que le importa es si somos capaces de llegar a frentes comunes”. El número dos morado también ha asegurado que “hay que anteponer el proyecto” a las relaciones personales.

Errejón también se ha referido a la alianza con Izquierda Unida, que supone uno de los choques con los postulados de Iglesias. Se ha mostrado partidario de “marcas separadas con IU”, aunque sí ha abierto la puerta a “momentos para la alianza”. Pese a ello, ha recalcado que deben ser “proyectos separados que puedan acudir juntos a unas elecciones”.