Deportes

LIV, a seguir intentando impresionar

El chileno Joaquin Niemann consiguió una invitación para el Masters 2024

Jon Rahm

El golfista español Jon Rahm Europa Press

LIV Golf ha vuelto al ruedo después de dos semanas. La ya no tan nueva liga de golf celebra sus próximos dos campeonatos en suelo asiatico ha vuelto en Jeddah (Arabia Saudí) y continuará el fin de semana que viene en Hong Kong. 

El campeonato, aunque también cuenta con clasificación individual, es diferente al tradicional:

  • Hay 13 equipos de 4 jugadores cada uno. Cada equipo tiene un capitán, que además es el propietario del equipo.
  • Las salidas son a tiro.
  • 54 hoyos en vez de 72 (se habían preguntado por qué LIV?)
  • No hay corte
  • Juegan un total de 54 jugadores, se añaden 2 libres elecciones (sin equipo) para hacer 18 grupos de 3 jugadores y no afectar al ritmo de juego.
  • El primer y segundo día, el peor resultado de cada equipo se descarta, pero el último día cuentan todos los golpes.

¿Cómo funciona la clasificación de la liga del LIV?

  • En la temporada regular, los 24 mejores jugadores de cada torneo y los 8 primeros equipos puntúan para las respectivas clasificaciones. 
  • Son 13 torneos de temporada regular y la final. El último torneo de la temporada regular es la final individual, donde se decide el campeón de la temporada de LIV con su correspondiente cheque de 18 millones de dólares.
  • En esta final individual, que marca el término de la temporada regular, los 24 jugadores que tengan más puntos totales están automáticamente clasificados para jugar la siguiente temporada, en su equipo o en otro. Los 26 siguientes serán agentes libres, y los 4 con menos puntos en el total de los 13 eventos descenderán, igual que en el fútbol. 
  • Los capitanes, independientemente de su clasificación individual, no pueden descender ni ser agentes libres, ya que ellos son los que deciden quién juega en su equipo.
  • La final es un evento solo de equipo, jugando match play los dos primeros días y stroke play el último día. 
  • En la final participan todos los equipos menos el decimotercer clasificado.
  • El primer día de dicha final, los 8 equipos clasificados del 5º al 12º se enfrentan entre ellos para clasificarse a la siguiente ronda, que será el día siguiente contra los 4 primeros, habiendo estos descansado la primera ronda.
  • En estos dos días la modalidad es match play, con 2 partidos individuales y uno de parejas por enfrentamiento. Los capitanes tienen que enfrentarse entre ellos en uno de los duelos individuales.
  • El último día, en la “Final de la Final”, los 4 equipos restantes se deciden el título de campeones y 50 millones a repartir entre los 4 integrantes en un formato stroke play donde todos los golpes cuentan. 

Los Fireballs de Sergio García es la potencia española ahora mismo, con Eugenio Lopez-Chacarra y David Puig en sus filas, unos grandes profesionales ya con grandes victorias en su palmarés, además del mexicano Abraham Ancer, otro enorme jugador de golf y un mago con los wedges. El equipo capitaneado por el ganador del Masters 2017 defenderá el título de ganadores en Jeddah e intentará revalidarlo, esta vez con su nuevo integrante (Puig) en las filas.

Con el Masters a la vuelta de la esquina, la polémica ha crecido en estas semanas de descanso, algo que ha dejado de ser sorpresa en el mundo del golf. Talor Gooch, campeón de LIV Golf League 2023 dijo en rueda de prensa que “si Rory gana la chaqueta verde siempre habrá un asterisco en la forma de completar el Grand Slam de su carrera”. Tras la invitación concedida por el comité del prestigioso Major a Joaquin Niemann, los mejores jugadores de LIV quieren su trozo del pastel. Rory contestó que el Masters es “un torneo al que se entra por invitación, y el comité decide quienes son los mejores jugadores para su torneo”. 

Si bien es cierto que al Masters se accede por invitación, hay algunos jugadores que están invitados automáticamente. Estos son: los campeones de majors de los últimos 5 años, todos los ganadores de los anteriores Masters, los mejores 12 clasificados de la edición del año pasado, los 50 mejores del ranking mundial y los campeones amateur de Asia, Europa y América.

Como los torneos del LIV no computan para la clasificación mundial (por ser de tres rondas en vez de 4) muchos jugadores de clase mundial se encuentran fuera de la lista de invitados. Niemann, quien ganó en Mayakoba hace apenas un mes con un 59 en la primera ronda, tuvo que manifestarse cuando le preguntaron si era uno de los mejores del mundo y no contestó, pero dijo “pero no estoy en los Majors”. Parece que esa frase y su 59 fueron suficiente para hacer que el comité en Augusta diese una alegría al chileno.


Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí