Hay más autónomos que el año pasado pero el ritmo de crecimiento de afiliados al RETA es lento. De hecho María José Landaburu, secretaria general de la UATAE (Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores), ha definido los datos como “preocupantes”.

A pesar de que en el mes de julio se encontraban en situación de alta como autónomos un total de 3.278.833 personas, 11.664 más que el año pasado, el crecimiento apenas ha sido de un 0,36% respecto al año anterior. Una subida muy baja si se compara con el mismo periodo del pasado año, en el que el crecimiento era de un 1,15%. Es decir, tres veces más que este mes de julio.

La cifra tampoco es buena si, tal y como señala Landaburu, se compara con los trabajadores asalariados. La cifra de estos últimos ha crecido un 3,05% según los datos publicados el mes pasado, una cifra muy superior a la de los trabajadores por cuenta propia.

Sectores culpables

Los sectores que más están sufriendo son los de la industria manufacturera y el comercio. En el caso de la industria, el mes de julio registró 1.054 altas menos que en el mes de junio; un 0,48%. La caída se ve aún más si se compara con el mes de julio de 2018, con 15.189 altas más que este año. Es decir, la bajada ha sido de un 6,52%.

El comercio, aunque no experimenta un descenso tan catastrófico, es el segundo sector más negativo. En total ha tenido 766 trabajadores menos que el mes anterior, un 0,10% menos. En el mismo periodo del año pasado registraba 11.537 trabajadores autónomos más, lo que se traduce en una bajada del 1,44%.

Para la secretaria de la UATAE esto se debe a las dificultades que se encuentran las personas que quieren emprender ya que “no hay confianza ni protección suficiente de los trabajadores y trabajadoras por cuenta propia”.

Contenido elaborado por: Sego finance