Las condiciones de acceso a prestaciones de autónomos han cambiado en diversas ocasiones en los últimos meses, a causa del coronavirus. Una de las que ha recibido modificaciones recientes da pie a que un autónomo trabaje mientras cobra una prestación. Todo al mismo tiempo.

Aunque para obtenerla, es necesario continuar cumpliendo los requisitos establecidos en el momento de la solicitud y posterior concesión.

La facturación deberá ser menor al 75% con respecto a 2019

Tal y como se exigía inicialmente, para acceder a esta prestación hasta el próximo 31 de enero, habrá que tener una reducción de la facturación del 75% en este cuarto trimestre de 2020, en comparación a lo facturado en el mismo periodo de 2019.

También habrá un límite con respecto a los rendimientos netos. En este caso no se podrán superar los 5.815,5 euros en el periodo entre octubre y diciembre.

Además, será necesario continuar la afiliación y el alta en el Régimen Especial de Autónomos o en el de Trabajadores del Mar y estar al día en lo que respecta el pago de cuotas a la Seguridad Social. Se tendrá en cuenta también no haber cumplido la edad de jubilación y la cotización por cese de actividad de forma ininterrumpida durante los 12 meses anteriores.

La mayoría de autónomos percibirán 660 euros

La prestación será del 70% de la base reguladora, lo que supone unos 660 euros para aquellos autónomos que coticen por la base mínima. Además, aunque será necesario realizar el ingreso de las cuotas a la Seguridad Social, al trabajador se le devolverán las cotizaciones por contingencias comunes. En ese aspecto, el beneficio económico total de la ayuda será de unos 930 euros.

Para la solicitud de esta prestación habrá que dirigirse a la mutua colaboradora que corresponda al autónomo. A partir del día 16 de este mes, la solicitud tendrá efecto desde el día siguiente a su presentación. También será la mutua la encargada de la devolución de cuotas ya mencionada.

Contenido elaborado por: Sego finance