España

Gonzalo Boye admite el revés en el 'caso Puigdemont': "Nos devuelve a la casilla de salida"

Carles Puigdemont y Gonzalo Boye, en una rueda de prensa en Cerdeña en 2021.

Carles Puigdemont y Gonzalo Boye, en una rueda de prensa en Cerdeña en 2021. EUROPA PRESS

La defensa del ex presidente catalán Carles Puigdemont, que ejerce el abogado Gonzalo Boye, ha lamentado las conclusiones alcanzadas por el Abogado General del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) sobre las euroórdenes emitidas por el Tribunal Supremo (TS) contra los encausados por el ‘procés’, indicando que son «una negación» de los derechos individuales, si bien ha subrayado que «no implican una futura entrega de los exiliados».

«No eran las que esperábamos, obviamente tendremos que esperar a la sentencia, pero no podemos estar contentos con este posicionamiento del Abogado General», ha dicho Boye en un hilo de Twitter.

Para el letrado defensor, «el criterio del Abogado General representa una negación misma de los derechos fundamentales como derechos individuales, asumiendo que solo cuando existe una vulneración generalizada y sistémica es cuando se pueden tener en consideración como causa para denegar una entrega».

«Esto implicaría una desnaturalización de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y un retroceso importante en materia de derechos y libertades que excede con creces el caso catalán e implica un giro copernicano en esta materia si se confirman sus conclusiones», ha alertado.

Además, ha sostenido que «estas conclusiones entran en directa confrontación con los criterios establecidos por el TJUE» en una sentencia del pasado mes de febrero donde el tribunal europeo apuntaba la posibilidad de que el afectado por el euroorden esgrima «cualquier otro dato puntual y relativo a la causa en cuestión» que «demuestre que el procedimiento para el que la autoridad emisora ha solicitado su entrega vulnera su derecho fundamental a un proceso equitativo».

En este sentido, Boye ha explicado que «estas conclusiones no implican una futura entrega de los exiliados», sino que «simplemente» les obligan a hacer un mayor esfuerzo probatorio en su oposición a las euroórdenes.

«Simplemente nos devuelven a la casilla de salida obligándonos a probar fallo generalizado del sistema, y contamos con los elementos para acreditarlo si se confirman los sorprendentes criterios del Abogado General», ha afirmado.

En cualquier caso, el abogado de Puigdemont ha aprovechado para recalcar que «siempre» han «apostado y creído en la Justicia europea» y no van a dejarlo de hacerlo ahora por este revés del Abogado General.

En su dictamen de este jueves, el Abogado General ha determinado que los tribunales belgas no pueden denegar la ejecución de las euroórdenes emitidas por el instructor del ‘procés’, Pablo Llarena, basándose en el riesgo de que se violen sus derechos fundamentales si no demuestra deficiencias sistémicas y generalizadas en España, ni pueden poder en duda las competencias del Supremo como autoridad para emitir estas órdenes.

Llarena se dirigió al TJUE en marzo de 2021, después de que la Justicia belga rechazara entregar a las autoridades españolas al ex conseller Lluis Puig, al considerar que el tribunal competente para reclamar su extradición debería ser el catalán y que, de ser entregado en España, podrían ponerse en riesgo derechos fundamentales como la presunción de inocencia.

El magistrado pidió en su cuestión prejudicial al TJUE aclarar tanto el alcance de la emisión de las Órdenes Europeas de Detención y Entrega (OEDE) emitidas por el TS contra varios acusados por su papel en el ‘procés’, entre ellos el ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, como las razones para denegar la ejecución de tales euroórdenes.

Aunque en este dictamen el Abogado General se refiere solamente a la euroorden dictada contra Puig, este posicionamiento abre la puerta a que tanto el ex conseller como el propio Puigdemont y los demás afectados por estas OEDEs sean entregados a España.

Y ello por cuanto la opinión del Abogado General no es vinculante para el TJUE, pero en la gran mayoría de los casos las sentencias dictadas por la Justicia europea siguen la línea marcada por estos dictámenes. Las fuentes del tribunal europeo consultadas por esta agencia de noticias en su día avanzaron que la respuesta del TJUE a Llarena podría llegar hacia final de año.

Te puede interesar

Comentar ()