Al menos diez personas han muerto, entre ellas un oficial de policía, en un tiroteo en un supermercado en Boulder, Colorado. Los agentes han reducido al autor del ataque, que ha resultado herido. El suceso ha sido grabado y retransmitido en directo por varios testigos.

En el supermercado había más gente de lo habitual que trataban de conseguir provisiones por un temporal anunciado. Hacia las 14.30, entró en el local el sospechoso y empezó a disparar.

Veinte minutos más tarde la policía de Boulder informaba por su red social Twitter de que había un «tirador en activo» en ese comercio llamado King Soopers, según informa la BBC.

A pesar de que las fuerzas de seguridad pidieron a la población que no grabara lo que estaba sucediendo, algunos testigos no hicieron caso de estas demandas.

En una rueda de prensa, la jefe de la policía de Boulder, Maris Herold, ha confirmado que el sospechoso estaba bajo custodia y recibía atención hospitalaria. «Quiero decir a al población que puede estar tranquila», ha dicho. En unas imágenes se puede ver a un arrestado de mediana edad y raza blanca en pantalón corto. Más tarde se supo que el detenido, fuera de peligro, es un joven de 21 años.

El oficial muerto en el tiroteo es Eric Talley, de 51 años. Llevaba más de una década en el departamento de Boulder.

Después de casi un año sin tiroteos, en la última semana es el segundo que se registra. En otro ataque un hombre irrumpió en varios locales de masajes en Atlanta y provocó ocho muertos de origen asiático. El atacante era un adicto al sexo que buscaba venganza.

El presidente de EEUU, Joe Biden, ha anunciado después de esas dos matanzas que va a proponer al Congreso que se prohíba la adquisición de armas de asalto como la que llevaba el autor del tiroteo en Colorado.