El presidente de Perú, Pedro Castillo, ha sido destituido por el Congreso este miércoles en sesión extraordinaria en una moción de censura contra el mandatario «por incapacidad moral», poco después de que este anunciara la disolución de la cámara y la convocatoria de nuevas elecciones legislativas.

Según ha informado el medio peruano El Comercio, Castillo ha sido detenido por intentar dar un golpe de Estado.

El parlamentario peruano Edward Málaga presentó el pasado 29 de noviembre una tercera moción de censura contra el presidente Castillo, que finalmente ha sido aprobada este miércoles por el Congreso con 101 votos a favor de los 87 que necesitaba. De los 130 diputados a penas unos pocos de Perú Libre han votado en contra, ha informado la emisora peruana RPP.

Tras la votación, la vicepresidenta de Perú, Dina Boluarte, ha asumido la Presidencia, tal y como aparece reflejado en la Constitución. Ha pedido «una tregua política» y ha propuesto la creación de un gobierno de unidad nacional.

Horas antes, Castillo ha anunciado durante un discurso a la nación la disolución del Congreso y la convocatoria de nuevas elecciones legislativas. Era la consumación de un golpe que no ha sido secundado por las Fuerzas Armaas ni por las principales instituciones políticas y judiciales.

En consecuencia, se han sucedido una cascada de dimisiones dentro de su Ejecutivo. Entre los que han dimitido se encuentran los ministros de Trabajo, Alejandro Salas; de Educación, Rosendo Serna; y de Asuntos Exteriores, César Landa, quien ha acusado a Castillo de haber «violado» la Constitución cerrando el Congreso.

El Gobierno de España ha condenado «la ruptura del orden constitucional» llevada a cabo por el presidente de Perú, Pedro Castillo. En un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, el Gobierno ha expresado su firme condena por el paso dado por Castillo, quien antes de ser sometido a su tercera moción de censura ha optado por disolver la cámara y convocar nuevas elecciones.

Por otra parte, se ha congratulado «por el restablecimiento de la normalidad democrática» después de que el Congreso de Perú haya aprobado en sesión extraordinaria una moción de censura contra Castillo por incapacidad moral. Posteriormente el mandatario ha sido detenido, según informan los medios locales, que hablan de un golpe de Estado por parte de Castillo, en el poder desde julio de 2021.

«España siempre estará del lado de la democracia y la defensa de la legalidad constitucional», ha recalcado el Gobierno español en su comunicado.