El Independiente

Sony, tejiendo las redes del éxito

Cartel de la película "Spiderman: Homecoming".

Spider-Man ha vuelto a abrirse un hueco en las carteleras de todo el mundo. La nueva entrega cinematográfica de las aventuras del Hombre Araña, Spider-Man: Homecoming, fue estrenada la pasada semana en una gran cantidad de países, que abarcan desde Estados Unidos a Vietnam.

Y las primeras impresiones han dejado un buen sabor de boca. La cinta, que ha cosechado buenas calificaciones por parte de los sitios más populares de críticas cinematográficas, ha alcanzado en su primer fin de semana unos ingresos de taquilla en Norteamérica de 117 millones de dólares -257 millones a nivel global-, superando los registros de las dos últimas entregas del Hombre Araña.

Como máximo beneficiario de estas cifras sobre el parqué aparece Sony, compañía distribuidora de la película. La firma japonesa ha repuntado un 4,5% en las dos primeras sesiones de esta semana, situándose en sus cotas más elevadas desde el año 2010.

Los primeros datos de la nueva película de Spider-Man han superado los de sus predecesoras

Desde Nomura resaltan que “el fuerte inicio de Spider-Man: Homecoming es importante en términos de revivir la serie de Spider-Man, después del mediocre desempeño de las dos películas previas en la serie”. Los analistas del banco japonés observan que Sony ha situado su negocio audiovisual como una parte fundamental de su plan de crecimiento a medio plazo, pero hasta la fecha esta área se ha mostrado poco pujante.

Sony muestra en este negocio unos márgenes muy inferiores a sus competidores, lo que en opinión de Nomura se debe a dos cuestiones: unos gastos elevados y la escasez de series cinematográficas de éxito, en relación a las de sus competidores.

El primero de estos problemas podría estar en camino de resolverse, como muestra el hecho de que los costes de la nueva película de Spider-Man han alcanzado los 175 millones de dólares, por debajo de los más de 200 millones de las anteriores películas de la serie.

Asimismo, Spider-Man: Homecoming podría ser una pieza fundamental en la revitalización de la serie del Hombre Araña, mientras Sony sigue invirtiendo en el relanzamiento de viejos títulos y en nuevas producciones. “Pensamos que el éxito o no de Spider-Man: Homecoming es muy significativo en términos de evaluar la estrategia futura”, indican en el banco nipón.

Tras esta entrega, Sony tiene previsto lanzar una película animada en febrero de 2018 y una segunda parte en el verano de 2019. Además, personajes secundarios, como Venom, también tendrán su propia cinta en el otoño del próximo año.

Todos estos lanzamientos podrían suponer el impulso necesario para el negocio audiovisual de Sony. Pero no sólo para éste. La división de juegos, con la Play Station 4 como buque insignia también podría resultar favorecida.

El resurgir del negocio audiovisual puede alimentar también la división de juegos de Sony

Como observan en JPMorgan, en un momento en que las ventas de la consola podrían estar próximas a su pico, la compañía necesita de nuevas estrategias para retener las inversiones de sus usuarios actuales y atraer a nuevos clientes y esa estrategia el lanzamiento de nuevos títulos atractivos aparece como una pieza básica.

En este sentido, “vemos una variedad de posibilidades en conexión con el negocio de juegos, incluyendo la distribución de contenidos producidos en el segmento audiovisual a la PlayStation Network, hacer películas basadas en las IP interna de PlayStation, y los esfuerzos del grupo en realidad virtual”, observan en Nomura.

Estas favorables expectativas refuerzan el atractivo sobre el parqué de Sony. Aunque, eso sí, después de haberse revalorizado más de un 96% en sólo 15 meses, los expertos ven poco margen para nuevas salidas. JPMorgan apenas le otorga un potencial del 1,3%, mientras que Citi y Nomura amplían su recorrido potencial al 3,6%.

Aunque si el Hombre Araña muestra todos los superpoderes que se le atribuyen tal vez convenza a los mercados de que Sony tiene fuerza para seguir escalando.

Outbrain