El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha propuesto este lunes a la ejecutiva de su partido que la Asamblea Ciudadana estatal que celebrará a principios de año, la ya llamada Vistalegre II, se convoque el fin de semana del 11 y 12 de febrero, haciéndola coincidir con el Congreso Nacional del PP.

En rueda de prensa tras la reunión de la dirección, Iglesias ha avanzado que ha hecho esta propuesta a la ejecutiva, al tiempo que ha encargado al secretario de Organización, Pablo Echenique, trabajar para cambiar el sistema de votación para hacerlo más proporcional.

La propuesta de Iglesias tendrá que ser refrendada ahora por el Consejo Ciudadano de Podemos, que se ha convocado para el sábado 17 de diciembre.

Errejón: ‘Primero las ideas y luego las caras’

El secretario Político de Podemos, Iñigo Errejón, uno de los protagonistas indiscutibles de la futura Asamblea, ha reaccionado rápidamente a través de las redes sociales. «Defenderé un sistema de elección proporcional y separación de las discusiones: primero las ideas políticas y organizativas y luego las caras», ha señalado, insistiendo en alejarse de la visión de Iglesias, más cercana a votar documentos y nombres de forma conjunta, convirtiendo Vistalegre II en un plebiscito sobre su liderazgo.

El propio Iglesias, este lunes, ha tratado por ello de lanzar un mensaje inclusivo, confiando en que a la Asamblea se presente una lista unitaria, que incluya «a todas» las ramas de Podemos, para lo que ha citado explícitamente a Iñigo Errejón y a Miguel Urbán, cabeza visible de la rama Anticapitalista.

El secretario general, en ese sentido, ha mantenido un doble discurso en su intervención de este lunes. Por un lado, ha rebajado la tensión con su número dos asegurando que «seguramente haya más diferencias con muchos de los que se referencian en Errejón que entre Íñigo y yo» para, poco después, nombrar personalmente al secretario Político como representante de una «corriente crítica» dentro del partido. No obstante, Iglesias ha subrayado que se siente «apoyado por todos» para continuar al frente de la formación. «Incluso por los más críticos», ha apostillado, insistiendo en un concepto que apenas había utilizado hasta ahora.