La Universidad Rey Juan Carlos está dispuesta a gastar 6.361 euros al mes para disponer de un vehículo con conductor uniformado que realice los viajes de su personal a congresos y seminarios, los traslados a reuniones oficiales y los desplazamientos entre los diferentes campus que integran el complejo madrileño. La adjudicataria podrá facturar por separado horas extraordinarias si se requieren servicios los sábados, domingos, festivos en la Comunidad de Madrid y periodos vacacionales.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este martes la resolución del rector de la Rey Juan Carlos, el catedrático Javier Ramos López, por la que se convoca la licitación para la contratación de un servicio de vehículo con conductor que cubra las necesidades de este centro entre el 1 de octubre de 2017 y el 30 de septiembre de 2018, excluido el mes de agosto. El presupuesto base de licitación asciende a 69.976,12 euros (IVA incluido).

“La Universidad no dispone de medios materiales ni personales para la prestación directa del servicio, por lo que resulta necesaria la contratación de un servicio externa que pueda cubrir las necesidades de desplazamiento imprescindibles para el adecuado funcionamiento de la Universidad Rey Juan Carlos y sus diferentes Vicerrectorados, Facultades, Escuelas, Institutos y Departamentos”, justifica el pliego de cláusulas administrativas particulares que regulará la contratación.

La universidad pública madrileña podrá exigir la sustitución del conductor si éste no presenta la “higiene” adecuada

El contratista deberá poner a disposición exclusiva de este centro público una berlina “tipo Skoda Superb” o “Kia Óptima” con chófer durante diez horas continuadas al día de lunes a viernes para prestar servicio en la Comunidad de Madrid. El precio máximo a ofertar por hora se tasa en 21 euros (más IVA) y la jornada diaria cubre hasta 220 kilómetros, según se detalla en el pliego de prescripciones técnicas. En el caso de servicios extraordinarios, la Universidad abonará un máximo de 24 euros por hora y exceso de kilometraje a partir de 30 a razón de 0,70 euros por kilómetro como tope.

En el caso de que el desplazamiento sea fuera de la Comunidad de Madrid, el conductor tendría derecho a percibir una dieta máxima de 45 euros para cubrir los gastos del desayuno, la comida y la cena y de 22,5 euros si el viaje se inicia antes de la una de la tarde y termina antes de las 22 horas. La Universidad no pagará más de 70 euros por noche de alojamiento.

Detalle del pliego de prescripciones técnicas en las que se exige que el conductor vaya “adecuadamente uniformado”.

La empresa que gane el concurso queda obligada a suministrar uniforme al conductor que realice los desplazamientos para el personal de la Rey Juan Carlos, que podrá exigir la “inmediata sustitución” del trabajador en el supuesto de que éste tuviera “comportamientos incorrectos” o no presente “el grado de higiene y profesionalidad exigibles”.

Un conductor de Cabify o Uber que no facture 3.000 euros al mes cobra unos 1.300 euros brutos

En cuanto a las características que ha de reunir el vehículo, éste no podrá tener más de dos años de antigüedad; la potencia del motor tiene que ser igual o superior a 14 CVF; ha de tener aire acondicionado, lunas traseras tintadas homologadas y navegador GPS; el color de la carrocería tiene que ser necesariamente de “tonos oscuros”; debe contar con seguro a todo riesgo y tiene que disponer de la tarjeta de Autorización de Arrendamiento de Vehículos con Conductor (VTC), la que utilizan los coches de Cabify y Uber para prestar servicio.

Llama la atención el precio en que ha tasado el servicio la Universidad en relación con lo que factura habitualmente un conductor de servicios VTC, autónomos en la mayoría que trabajan para empresas que poseen una o varias licencias. Cabify, al igual que otras plataformas como Uber, les facilita las herramientas y les pone en contacto con los usuarios a cambio de un porcentaje de cada trayecto, que ronda el 20% del coste total del mismo.

¿Cuánto cobra un conductor de VTC?

Así, un conductor puede facturar algo menos de 30.000 euros al año, aunque tiene incentivos para mejorar esas cifras. Compañías como Uber o Cabify, que operan en España, conceden a sus conductores un bonus si superan los 3.000 euros facturados al mes, lo que provoca que muchos superen las 12 horas de conducción al día para poder alcanzar ese plus.

Sin este bonus, según fuentes consultadas, un conductor de Uber podría ganar en el entorno de los 1.300 euros brutos al mes, una cantidad que tras los pagos pertinentes puede quedarse en poco más de 1.000 euros netos.

Las empresas interesadas tienen de plazo para presentar sus ofertas hasta las 14 horas del próximo 20 de septiembre, una semana antes de que se proceda a la apertura de los sobres. El criterio de valoración que tendrá más peso en la elección será el precio por hora de servicio ordinario, que no podrá exceder los 21 euros (sin IVA). En concreto, la oferta económica más baja se puntuará con hasta 50 puntos. El otro pilar, con 25 puntos, será la bolsa de horas ofertada.