El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha convocado para este martes al máximo órgano entre congresos de su partido para analizar la situación política, con el telón de fondo de la investidura fallida de Pedro Sánchez y la posibilidad, nada remota, de una repetición electoral el próximo 10 de noviembre. Aunque suele  ser una cita de «fin de curso», no estaba claro que se fuera a celebrar.

Los miembros de la Junta Directiva Nacional han sido convocados, «con carácter de urgencia», a una cita donde Casado presentará un informe en el que marcará la estrategia a seguir los próximos meses y dará además respuesta a las peticiones de abstención en las que insiste le presidente del gobierno en funciones.

Casado dará respuesta a las peticiones de abstención de Sánchez

Los populares son conscientes de que Moncloa presionará en este sentido apelando a una especie de «responsabilidad histórica» del PP para que Sánchez consiga ser investido bajo la amenaza de una repetición electoral. Casado tendrá la ocasión de conocer la opinión al respecto de algunos de sus barones territoriales como el gallego Alberto Núñez Feijóo o el andaluz Juan Manuel Moreno.

Además, el quinto punto del orden del día de dicha cita señala que se procederá a la «adopción de acuerdos  y nombramientos si procede», lo que apunta a que Casado pueda abordar la designación de sus nuevos portavoces en el Congreso de los Diputados y el Senado. El nombre de Cayetana Álvarez de Toledo gana tantos para la Cámara Baja y el Javier Maroto para la Alta, aunque su caso es algo más complejo pues también se encarga de la vicesecretaría de Organización del partido, lo que podría no ser compatible. Asimismo, no se descartan otros nombramientos de índole interna.

Asimismo, los más  de quinientos miembros del máximo órgano del PP entre congresos aprobarán de forma dfinitiva el nuevo logotipo del partido, que no es más  que la ratificación del actual.