Un grupo de aficionados del Fútbol Club Barcelona ha conseguido entrar en el recinto del Camp Nou este miércoles, profiriendo cánticos contra Josep Maria Bartomeu, presidente de la entidad, en protesta por la casi segura marcha de Leo Messi. Durante la algarada no se respetaban, claro, la distancia social ni las restricciones frente a la ola de contagios de coronavirus que afecta a Barcelona y al resto de España.

Este grupo, compuesto en su mayoría por jóvenes que se manifestaban contra la salida del delantero argentino, ha entrado por una de las verjas exteriores del área que rodea al estadio, sobrepasando a los muy escasos efectivos de seguridad privada.

Los Mossos d’Esquadra han tenido que frenar este intento de ocupación y expulsar al grupo, que responsabiliza al presidente del club de la decisión de Leo Messi, que el martes envió un burofax al club informando de su intención de marcharse gratis acogiéndose a una de las cláusulas de su contrato.

Durante el día se ha especulado con la posible dimisión del propio Bartomeu como maniobra para frenar a Messi, aunque el entorno del argentino traslada que la decisión es firme y no variaría en ese caso.

Bartomeu, que en el momento de los hechos se encontraba dentro del estadio, ha negado hasta el momento que tenga intención de dejar la presidencia. El club tampoco acepta la salida gratuita de Messi. Esta mañana, un candidato opositor ha presentado una moción de censura contra el actual dirigente.