El titular de la parroquia de San Rafael de Jerez de la Frontera (Cádiz), Arturo V.I., se encuentra desde este martes en la prisión de Puerto II acusado de un presunto delito de abuso a un menor. Según explica el Obispado de Asidonia-Jerez en una nota de prensa, la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de la ciudad gaditana ha ordenado su ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza.

La detención del sacerdote se produjo después de que el Obispado recibiera una denuncia en la que se le acusaba de un presunto caso de abuso sexual a un menor. La Diócesis notificó los hechos denunciados a la Fiscalía «de manera inmediata», explica el Obispado en su nota de prensa.

El Obispado se ha personado como acusación particular contra el denunciado «para colaborar en la búsqueda de la verdad» y está «a disposición de la Justicia para ayudar a esclarecer todas las circunstancias» que rodean estos presuntos hechos.

De manera paralela, «y siguiendo los protocolos establecidos por la Santa Sede», el Obispado ha adoptado «las oportunas medidas cautelares» e iniciado el procedimiento canónico que debe seguirse en estos casos. La Diócesis asegura que «nunca ha tenido noticias, denuncias o indicios sobre conductas irregulares» del ahora detenido.

Además precisa que cuando se tramitó la solicitud de la nacionalidad española del sacerdote las autoridades no encontraron que tuviera ningún tipo de antecedentes penales ni en su país de origen ni en España. La Diócesis de Asidonia-Jerez confía «en la labor y resolución de los órganos judiciales», al tiempo que condena «firmemente este tipo de actos» y advierte de que pondrá todo su «esfuerzo» para estas conductas «no tengan cabida» en el seno de la Iglesia.

Por último, el Obispado espera igualmente que este hecho, «lamentable y doloroso», no empañe «la labor de tantos sacerdotes que se entregan con entusiasmo y responsabilidad en su ministerio».

La noticia ha sorprendido en el seno de la parroquia en la que venía ejerciendo su ministerio desde hace ya varios años, donde también tiene su sede la Hermandad de la Salud. Fuentes de esta cofradía han asegurado que no tienen noticias de la detención del sacerdote, pero sí han admitido que llevaban varios días tratando de contactar sin éxito con él a través del teléfono.

Arturo V.I. es de origen guatemalteco, si bien llegó hace algunos años a Jerez procedente de la Archidiócesis de Medellín (Colombia) en el marco de un acuerdo misional.