Blanca y Miguel, la pareja de ancianos de Fuenlabrada que habían denunciado no poder acceder a su vivienda por unos inquilinos que habían dejado de pagar el alquiler, recuperarán finalmente su casa. Tras una tarde de tensión, en la que un dispositivo policial ha controlado la manifestación vecinal que apoyaba la intermediación de una empresa de desokupación, la familia que vivía en el inmueble ha accedido a dejarlo tras lograr un acuerdo con el Ayuntamiento y encontrar un lugar en el que seguir viviendo.

Según informa el medio local Al Cabo de la Calle, el Ayuntamiento asegura haber intercedido en el caso después de que el contrato entre las partes terminase el pasado viernes, aunque los dueños denuncian que los impagos se producían desde hace años. Según la información publicada en las últimas semanas, la pareja de octogenarios alquiló en su momento la vivienda a una familia de refugiados sirios, con cuatro niños, aunque los problemas y la necesidad de volver a la vivienda habían precipitado la situación a la que se terminó llegando.

El caso de Blanca y Miguel se viralizó en redes sociales tras varias apariciones en televisión y la empresa Desokupa anunció que intermediaría en el caso. Sus responsables se desplazaron este lunes a Fuenlabrada e incluso admitieron estar dispuestos a sufragar el alquiler de otra nueva vivienda para la familia siria, en declaraciones a la televisión 7NN. Finalmente, es el Ayuntamiento de Fuenlabrada quien asegura haber encontrado una solución y la familia previsiblemente se realojará en una vivienda social en otra localidad.

La tarde en Fuenlabrada ha estado marcada por la tensión vecinal, con varios cientos de personas concentradas frente a la vivienda, en la calle Viena del municipio. Un dispositivo policial en el portal ha impedido que los concentrados accedieran a la vivienda, y se han vivido momentos de cierta tensión hasta el anuncio del acuerdo, que ha sido recibido entre vítores, gritos de «sí se puede» y «no se toca a los abuelos» ante los dueños de la vivienda, allí presentes.

En la manifestación estaban presentes miembros tanto del PP local, que han criticado que se actuara una vez que el caso había suscitado la atención de los medios de comunicación, como de Vox, que había llamado la atención sobre la situación el año pasado.