Comenzó con los Disturbios de Stonewall. Los gays y lesbianas de los sesenta vivían atemorizadas y su miedo provenía de las fuertes represiones que ejercía sobre ellos el gobierno. La ansiedad y el temor cogieron forma la madrugada del 28 de junio del 69. La policía vio en la libertad ajena una falta de legalidad y aporreó a todo aquel que no se ciñese a su concepto del amor, de la persona y del cuerpo.

No era la primera vez que atacaban, con la ley como argumento, a este colectivo, pero la violencia que emplearon aquel día les obligó a salir a la calle de una forma desorganizada pero eficaz. Fue la primera vez que protestaron, la primera vez que alzaron la voz y el momento en el que las personas LGBT comenzaron la lucha por sus derechos. Una lucha que obligó a dar pasos aperturistas pero que a día de hoy, pese a todo lo recorrido y ganado para su causa, sigue siendo necesaria. Entonaron el gay pride, un lema que cambiaría a la sociedad y que cada junio se sigue conmemorando en todo el mundo.

Se trata de una crónica contemporánea de la comunidad LGBT desde diversos puntos de vista»

When we rise, dirigida por Dustin Lance Black, es una serie de ocho capítulos que recorre la historia de este colectivo, narrando todas sus peleas y todas sus victorias. Comienza con estas primeras muestras de disconformidad pública y continúa en la actualidad, con todo lo que aún tienen que seguir reivindicando y todo lo que ya han conseguido. «Se trata de una crónica contemporánea del colectivo LGBT desde diversos puntos de vista: desde sus vidas privadas hasta su militancia política, los triunfos y las derrotas de un grupo de hombres y mujeres pioneros en la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos desde sus inicios a finales del siglo XX, coincidiendo con los disturbios de Stonewall, hasta las victorias más recientes», aseguran desde HBO.

La miniserie, cuyo lanzamiento es simultáneo en España y EE.UU., se emitirá durante una única semana; del 28 de febrero al 4 de marzo, con dos capítulos diarios. Cleve Jones, el mayor activista por los derechos de los gays, transexuales, lesbianas y bisexuales, es uno de los protagonistas de esta producción y está interpretado por Guy Pearce. Conocido también por dar voz a los portadores del VIH, es el cerebro detrás de la creación de NAMES, la gigantesca colcha que engloba a todos aquellos que murieron a causa del SIDA. Una enfermedad que se trató construyendo un muro tanto físico como moral y que provocó la marginación de miles de personas.

La ciudad no va a ser tomada por desviados»

Amigo de Harvey Milk, el primer activista que murió asesinado en San Francisco en 1978 y cuya vida fue llevada al cine por el mismo director de esta miniserie, su figura comparte protagonismo con la de Roma Guy, la mayor defensora de los derechos de la mujer en EE.UU., y que estará interpretada por Mary Louise Parker.

El trailer ya deja ver la fuerza de la miniserie, que comienza con frases tan impactantes como «tenemos que liberar esta ciudad de negros y homosexuales» o «la ciudad no va a ser tomada por desviados». Fuertes tomas a las que siguen las protestas pacíficas de un colectivo que optó por unirse ante una sociedad llena de complejos, que solucionó su falta de empatía con muros de hormigón.