Madrid ha llegado tarde a la movilidad sostenible», arranca una iniciativa espontánea que, descontentos con la movilidad ciclista de la capital tras casi tres años de Gobierno municipal de Ahora Madrid y 24 del PP, un grupo de activistas impulsa mediante una recogida de firmas. El objetivo: pedir a todos los partidos políticos con representación (Ahora Madrid, PP, PSOE y Ciudadanos) la construcción de un carril bici en el emblemático Paseo de la Castellana para la próxima legislatura.

La petición viene reforzada con un vídeo en el que se critica que el 80% del espacio capitalino está ocupado por los coches. Y con el hashtag #CarrilbiciCastellana. «Un carril bici de uso exclusivo y seguro en el Eje Norte-Sur de Castellana sería el protagonista de la transformación» de Madrid, se dice en el vídeo. Apoyan la iniciativa, entre otros, la histórica asociación Pedalibre o el colectivo europeo European Cyclist Federation (ECF). El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS) del Consistorio madrileño, José Manuel Calvo, ya ha dicho en su cuenta de Twitter que una idea así «sería buena y necesaria».

Madrid, «modelo insostenible»

«El modelo insostenible de accesos a la capital ha convertido a numerosas calles en auténticas autopistas urbanas, donde los coches van a velocidades que comprometen la seguridad de las personas», reza el manifiesto publicado en change.org. El carril bici en la Castellana, defienden sus promotores, «funcionará como polo de atracción para que cada vez más personas (al margen de su capacidades, edad y género) vean la bicicleta como un medio de transporte sostenible y una alternativa real, eficaz y no contaminante para moverse por la ciudad».

La propuesta, que continuará a lo largo de los próximos meses y se intensificará durante la campaña a las elecciones municipales y autonómicas previstas, en teoría, para la primavera de 2019, asegura querer imitar lo que se ha hecho fuera de Madrid, en «otras grandes ciudades españolas y europeas como Valencia, Sevilla, Barcelona, Ámsterdam, Londres…».