João Gilberto, el compositor brasileño considerado como uno de los padres de la bossa nova, ha fallecido este sábado a los 88 años en su casa de Río de Janeiro, según informa Efe.

Gilberto fue el inventor de uno de los acordes que llevaron a considerar la bossa nova como un ritmo único en el mundo. El fallecimiento ha sido confirmado en las redes sociales por uno de sus hijos.

João Gilberto saltó a la fama en 1958, a los 25 años, cuando grabó ‘Chega de Saudade’, ‘Desafinado’ y otras canciones que se convirtieron en referentes de este nuevo estilo.

Según informa Europa Press, a lo largo de su carrera lanzó un total de 13 discos de estudio y cuatro en directo, entre ellos ‘O Amor, o Sorriso e a Flor’ (1960), ‘João Gilberto’ (1961) y ‘Getz/Gilberto’ (1964) junto con el saxofonista estadounidense Stan Getz.

Desde 2017 estaba inmerso en un contencioso con su familia y su hija, la también cantante Bebel Gilberto, impulsó un proceso de desahucio contra su padre ante su avanzada edad y su precaria situación económica. Finalmente fue desalojado en 2018 del apartamento en el que vivía en el sur de Río de Janeiro.