A través de una comunicado, la cadena de supermercados Lidl ha lanzado una alerta sobre un bote de orégano marca Kania y de 7,5 gramos por alto valor de «alcaloides pirrolizidínicos» que pueden provocar «afecciones hepáticas en caso de ingesta prolongada».

La alerta, del pasado 28 de enero, hace referencia a dos lotes LA91832 y LC91834 del proveedor WEIAND GmbH. La fecha de consumo preferente es julio de 2022.

«Los alcaloides son componentes vegetales procedentes de plantas no deseadas que crecen junto a los cultivos y que no se han separado correctamente durante la cosecha. Estos pueden provocar afecciones hepáticas en caso de ingesta prolongada». Por ello, Lidl ha solicitado a los clientes que «devuelvan el producto y no lo consuman».

Los botes se pueden devolver en cualquier tienda de Lidl y la cadena de supermercados reembolsará el precio de la compra, «incluso sin presentar el ticket de compra».

Ningún otro lote de orégano y ningún otro producto de la marca Kania, vendido por Lidl, «está afectado», ha asegurado la cadena de alimentación, que pide disculpas a los clientes por los «inconvenientes causados».